Paciente oncológica pide por un medicamento que PAMI no le entrega

La señora Silvia Totero dialogó con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael a fin de dar a conocer la situación por la que está atravesando su madre, una paciente oncológica que no recibe respuestas por parte de PAMI a pesar de necesitar de una medicación permanente.
La paciente fue operada hace más de un año y medio de una mama por esta dificultad oncológica. Pasó por quimioterapia y radioterapia, tras lo cual debe tomar Anastrazol, un inhibidor que interrumpe un paso crítico en la síntesis de estrógenos del cuerpo. La señora llevó a cabo los trámites correspondientes para recibir este medicamento, el cual llegó y pudo utilizar durante cuatro meses, pero que al acabarse requiere de renovación y es justamente en lo que PAMI no está dando respuestas desde Buenos Aires.
“En San Rafael el trámite se hace, ha tenido muy buena atención; el problema es que en Buenos Aires no se gestiona para que desde la droguería ubicada en Santa Fe le llegue a la farmacia o a la sucursal correspondiente. Es una medicación cara, no la debe suspender y ya no sabemos cómo hacer. Lo que nos resta ahora es comprarla de forma particular, pero es la única manera de acceder a la medicación porque PAMI no está trabajando en Buenos Aires como corresponde para que las cosas les lleguen a los pacientes”, explicó Silvia, y agregó que luego de los tratamientos recibidos, su madre deberá tomar a diario el Anastrazol durante cinco años.
Hasta el momento, a pesar de llevar a cabo diversos reclamos e intentar incluso hablar con personal de PAMI en Buenos Aires, no han tenido respuestas. “Incluso los mismos empleados nos dicen que hicieron todos los trámites correspondientes, pero que no reciben respuestas”, lamentó.

Compartir

¿Le parece bien que la Vicepresidente Cristina Kirchner presione para que remuevan a los jueces que la investigan por casos de corrupción?

Artículo anteriorLos diques Valle Grande y Los Reyunos presentan un lleno total
Artículo siguienteLíbano: así quedó la Embajada argentina en Beirut tras la explosión