Pandemia, cuarentenas y cuánto sabemos al respecto

El mes pasado, el periodista Martín Caparrós publicó una nota titulada “¿Cuánto vale un muerto de corona?”. En ella, estima que si algo tendría que habernos vuelto “definitivamente socráticos” es la pandemia y que todo lo que hemos vivido y seguimos viviendo debería llevarnos a decir al respecto: “Solo sé que no sé nada”. “Pero no: ni siquiera una pandemia consigue bajarnos del burro y todos sabemos, advertimos, juzgamos sobre todo a los gobiernos que tuvieron que enfrentarse, de la nada, con una situación que nadie imaginaba”, comienza Caparrós su opinión.
El periodista argentino afincado hace tiempo en España estima que “ya no quedan dudas de que todo lo que los gobiernos hacen frente a la pandemia es ensayo y error –y que, como en todo proceso de ensayo y error, el error es bastante más que el ensayo. Se equivocan, lo intentan otra vez, se equivocan de nuevo, consiguen algo, consiguen menos que lo que querrían. Sucedió en todos lados, parejito, pero lo hacían gobiernos de tal o cual partido así que, tras los primeros días de perplejidad y tolerancia, cada país recuperó sus divisiones previas. En la Argentina, donde no hay nada más fácil que encontrar una trinchera, millones se lanzaron”.
Caparrós afirma que “al principio (los argentinos) las habían apoyado (las medidas gubernamentales) porque temían por sus vidas. Después vieron que no se morían suficiente y empezaron a hartarse porque una pandemia es angustiosa y aburrida y un desastre para la economía. Entonces muchos se lanzaron a protestar y están hartos y quieren recuperar sus rutinas, trabajos, relaciones, sus dineros. Es lógico; todos queremos. La cuestión es qué queremos arriesgar a cambio”.
“Quizá veinte mil personas les parezcan pocas para tanto quilombo. Habría que ver por cuántos vale la pena complicarse la vida, por cuántos compensa joder la economía. ¿Cuánto vale un punto del PBI? ¿Mil, dos mil, tres mil vidas? ¿Cuántos estamos dispuestos a dejar morir para salvar la plata y los abrazos? Yo solo espero, por el bien de la Patria, que la próxima pandemia no nos agarre sin esas tablas bien actualizadas: que haya un gobierno serio, digo, y publique los baremos. Eso sí que será republicano”, concluye Caparrós.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorCambio climático: la Provincia cuenta con un banco de germoplasma para conservar las especies de flora nativa
Artículo siguienteFrase