SECCIONES
  • El único lugar donde el éxito viene antes del trabajo es en el diccionario.| Vidal Sassoon

martes 16, de agosto , 2022

Papás de Lucas González pidieron el juicio a los 14 policías acusados

Los padres del joven futbolista de Barracas Central Lucas González pidieron la elevación a juicio de los policías de la Ciudad acusados del homicidio de su hijo y del encubrimiento del crimen. En la causa hay 14 uniformados detenidos.

Gregorio Dalbón, el abogado que representa a Mario González y Yanina López, formuló el requerimiento para que el caso vaya a debate oral y que se juzgue a los policías de la Ciudad Juan José Nieva, Gabriel Alejandro Issasi y Fabián Andrés López

Además pidió el juicio para los otros once policías de la misma fuerza procesados y detenidos por «encubrimiento agravado» que son el comisario inspector Daniel Santana; los comisarios Rodolfo Alejandro OzánJuan Romero y Fabián Alberto Du Santos; los subcomisarios Roberto Inca y Ramón Jesús Chocobar; el inspector Héctor Cuevas y los oficiales Sebastián Jorge BaidónÁngel Darío ArévalosDaniel Rubén Espinosa y Jonathan Alexis Martínez.

Torturas físicas y psicológicas

En su pedido, el abogado también incluyó los delitos de privación ilegal de la libertad y aplicación de tormentos. “Durante el transcurso del procedimiento Lucas González fue víctima de tormentos por parte del personal policial, habiendo sufrido una lesión en su mano producto de una quemadura de cigarrillo, y los menores fueron sometidos a sufrimientos físicos y psicológicos en cuanto al tratamiento que les fuera dispensado por los imputados”, remarcó el abogado.

El pedido fue realizado luego de que la justicia dio por cerrada la instrucción del caso y pidió la opinión de las partes para encaminar el caso hacia el juicio oral. El fiscal Leonel Gómez Barbella había detallado que los 14 acusados se encuentran con un procesamiento con prisión preventiva firme, y que no restan medidas de prueba por producir.

En su pedido, Dalbón recordó que Nieva, Issasi y López están acusados de “homicidio cuádruplemente agravado por haberse cometido con alevosía, por placer y odio racial, con el concurso premeditado de dos o más personas y abusando de su función o cargo como miembro de una fuerza policial, en perjuicio de Lucas Santiago González”. También están acusados de la tentativa de homicidio de los amigos del joven.

Un crimen perpetrado el 17 de noviembre de 2021

El crimen de Lucas ocurrió alrededor de las 9.30 del 17 de noviembre del año pasado cuando la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tida de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad no identificable, del que bajaron tres efectivos armados.

Los adolescentes creyeron que los iban a robar, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos.

Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas, quien horas más tarde murió.

Réplica «plantada»

Luego ocurrió toda la trama del encubrimiento del hecho, los policías intentaron hacer creer que se había tratado de una persecución, pero luego la Justicia determinó que todo ese relato era una farsa y que el arma hallada en el auto era una réplica “plantada”.

Del relato efectuado por dos de los jóvenes surge que el personal policial que procedió a su detención “fue sumamente hostil y agresivo, no solo con sus dichos, sino también y principalmente, con sus acciones”, remarcó el querellante Dalbón tras describir imputaciones por privación ilegal de la libertad, torturasfalsedad ideológica.

También los jóvenes fueron categóricos en relatar que los uniformados los colocaron violentamente contra la reja, les estiraron sus prendas de vestir, les pusieron sus brazos hacia atrás, los esposaron y luego los acostaron en la vereda boca abajo, manteniendo los brazos hacia atrás esposados (siendo que incluso Julián Alejandro Salas afirmó que uno de los oficiales que lo redujo tironeó fuerte de su remera y se la dañó). Ello mientras que les preguntaban dónde estaba el arma, donde estaba la droga, y les proferían que eran unos “negros villeros, unos negros de mierda y que les iban a pegar un tiro”.

“Esa circunstancia es de especial relevancia, pues no puede perderse de vista que minutos antes, a escasas cuadras de ese sitio, los mismos adolescentes pensaron que iban a ser víctimas de un robo, pero fueron víctimas de una incesante balacera, producto de la cual fue lesionado fatalmente Lucas Santiago González”.

El letrado consignó que es en este marco en que se inscribe la lesión advertida en la mano de Lucas durante la autopsia, “ya que no puede descartarse que hayan sido provocadas durante la detención (recuérdese que fue trasladado al hospital con consigna policial), de modo que éste tramo luce alcanzado por las vejaciones que se le imputan”.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción