Para el economista Espert algunas medidas del Gobierno son “absurdas”

El Gobierno nacional se enfrenta al avance del coronavirus, pero también a una debacle económica no solo del país sino mundial.
Si bien se han lanzado algunas medidas para frenar la caída de empresas y colaborar en estos tiempos difíciles, la situación es compleja y podría agravarse en los próximos meses. Para indagar más en este punto, en FM Vos (94.5) mantuvimos diálogo con el economista José Luis Espert.
“En el plano sanitario-hospitalario uno tiene dos formas extremas de enfrentar una pandemia: el confinamiento de la sociedad o el no confinamiento pero con test masivos. Argentina está entre los países que menos personas ha testeado en el mundo y vamos a una situación económica muy grave, creo que la cuarentena se debe utilizar para testear a la mayor cantidad de gente posible y acá no se está haciendo. Vamos a esperar a ver si el 13 de abril se termina la cuarentena y yo le diría al Gobierno que la economía se derrumbará si se sigue por mucho más el confinamiento”, indicó el especialista.
Para Espert, no tiene lógica alguna ayudar a las empresas con los sueldos si se las condiciona a no echar a nadie. “Es absurdo pensar que las empresas tienen como deporte despedir de gente, hay un trascendido que habla de un DNU donde el Gobierno se hará cargo de parte de los salarios de algunas pymes con la condición de no despedir, lo cual no tiene sentido; acá puede pasar que algunas empresas, al sentirse condicionadas, no tomen esa ayuda y quiebren, o sea, despidan al personal”, afirmó.
Por último, el economista se refirió a la entrega de créditos que otorgarían los bancos a los empresarios, sobre todo pymes, a fin de combatir estos días sin producción. “Las tasas de créditos tienen que ser al 0 por ciento, porque nadie tomará un crédito al 24 por ciento en una situación en la que nadie está vendiendo nada. Leí que el Banco Central podría entregar el crédito a tasa cero, lo cual me parece bien, porque en una crisis o emergencia se requiere ser práctico y despojarse de las ideologías; tomar un préstamo ya es complicado, imagínese endeudarse vendiendo cero, es ridículo”, sentenció.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorFuerte crítica de la UCIM a las decisiones económicas por la pandemia
Artículo siguienteCoronavirus: “Los equipos de salud deberán librar una lucha inédita en el mundo”