Para la FEM “es difícil para un gobierno funcionar sin un endeudamiento responsable”

Luego del acuerdo por el Presupuesto 2021, desde la Federación Económica de Mendoza resaltaron que “es muy difícil para un gobierno o cualquier actividad poder funcionar sin un endeudamiento responsable”. La entidad había sido muy dura en medio del tironeo sin entendimiento entre el radicalismo y el PJ por el presupuesto.
En la madrugada de ayer los senadores del radicalismo y del PJ consensuaron que pueda tomarse deuda por 160 millones de dólares para obras y la posibilidad de refinanciamiento de la deuda que vence en 2021, a través del instrumento del roll-over, por un año.
Alberto Carleti, presidente de la Federación Económica de Mendoza, dijo a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que “se ha avanzado en algunos aspectos, es lo que pedía la FEM, la necesidad de establecer acuerdos en el marco de la crisis que atraviesa la provincia y la economía nacional; considerando que estamos en una situación excepcional producida por la pandemia y la cuarentena, se requieren soluciones y caminos extraordinarios, hay consecuencias no esperadas producto de algo que afectó mundialmente”.
El empresario llamó a dejar de lado diferencias partidarias o ideológicas y pensar “cómo hacer para que Mendoza pueda salir adelante”.
Sobre si comparte el presupuesto que elevó el Ejecutivo, opinó que “en la situación que estamos tenemos adhesiones a propuestas tanto del oficialismo como de la oposición. Es muy difícil para un gobierno o cualquier actividad poder funcionar sin un endeudamiento responsable. El sector privado va a necesitar de créditos para poder avanzar, tenemos la visión de que para salir de esta situación es indispensable contar con ese tipo de herramientas”.
Antes del acuerdo entre el oficialismo y la oposición, la FEM había cuestionado que “nuevamente asistimos a disputas políticas partidarias que no le hacen bien a los mendocinos, lo grave es que la dirigencia política en general parece no comprender que no estamos en un año normal, en el que ciertas formas de hacer política y discutir proyectos serían entendibles. Por eso queremos recordarles que es momento de poner en agenda los temas que realmente necesita Mendoza y en forma urgente, porque la pandemia y la cuarentena han afectado severamente al sector privado, el que con gran esfuerzo sostiene el Estado (nacional, provincial y municipal) y además genera empleo».
En cuanto al impuesto a la riqueza, que recibió ayer media sanción en Diputados, Carleti opinó que “ningún impuesto nuevo es bueno, Argentina tiene una presión fiscal muy alta que conspira contra la inversión y el trabajo. Pensamos que hoy le toca a las grandes fortunas, pero mañana las condiciones harán que pase lo del impuesto al cheque, que era por un determinado tiempo y ha perdurado y termina siendo una carga para las actividades económicas: no estamos de acuerdo con esta idea de pensar que siempre el sector que tiene que hacer los esfuerzos es el privado”.