Paraguay: Un bebé fue dado por muerto, despertó en la morgue y después falleció

Un bebé de 4 meses fue dado por muerto el martes en el Hospital Regional de la localidad paraguaya de Encarnación, volvió a respirar cuando sus padres se preparaban para su sepelio y falleció horas más tarde.

Walter Benítez, jefe médico del Hospital donde atendieron al menor, explicó que el paciente llegó el martes a las 8.30 remitido por su estado grave desde el hospital de la ciudad de Natalio, Departamento de Itapúa, hasta el área de Urgencias Pediátricas del Regional de Encarnación, ya que no mejoraba.

Con cuatro meses, el bebé solo tenía 2,5 kilos y varias patologías, como retardo de crecimiento, malformación, desnutrición severa y un supuesto cuadro neurológico, detalló el profesional.

Según fuentes, el paciente «llega en mal estado general, con falta de oxígeno, cianótico, frío, con saturación baja», expresó el médico.

Posteriormente, «se le realizaron las medidas necesarias, se le colocó suero, se le extrajeron muestras para el laboratorio y alrededor de las 9.00 entró en paro cardiorrespiratorio, por lo que se le practicaron maniobras de reanimación por más de una hora.»

“A las 10.35 el paciente no respondió y la médica de guardia que lo asistió, Elisa Núñez, declaró su fallecimiento. A las 11.00 se lo trasladó a la Morgue y aproximadamente a las 12.00 se escucharon quejidos. Los padres siguieron con los trámites del sepelio e incluso adquirieron el ataúd cuando, a las 13.00, volvieron a escuchar suspiros, por lo que inmediatamente llevaron al bebé al hospital”, relata el medio local.

La médica Elisa Núñez constató que el bebé tenía pulso débil y ordenó que sea internado en Urgencias Pediátricas, donde permanecía sin mejoras y en estado grave, conectado a un respirador pero sin respuesta motora.

El deceso del bebé falleció este miércoles alrededor de las dos de la tarde y se abrió un sumario interno para determinar si hubo o no negligencia por parte de los profesionales de la salud.