Paula Toledo: Derecho y Justicia

Un viejo magistrado sanrafaelino repetía, cada vez que alguien le consultaba acerca de la complejidad de su trabajo: “Los jueces no hacemos Justicia, los jueces hacemos Derecho”. Lo que el hombre de leyes quería destacar era mucho más que una diferencia terminológica. A pesar de que muchas veces las palabras “Justicia” y “Derecho” se encuentren emparentadas o, inclusive, se las adopte como sinónimos, lo cierto es que su espíritu y –sobre todo- sus efectos suelen ser bien distintos.
A casi 17 años de la aberrante violación y muerte de Paula Toledo, esta semana la Suprema Corte de Justicia de Mendoza rechazó los recursos presentados por su familia y declaró que la acción penal está prescripta para tres acusados del crimen y solo uno de ellos enfrentará un nuevo proceso para establecer su responsabilidad en el hecho.
El máximo tribunal provincial había ordenado, hace un par de años, la realización de un nuevo juicio por el brutal crimen de Paula, destacando que los dos anteriores habían sido desastrosos jurídicamente (sobre todo en la instrucción inicial), lo que nos muestra a las claras cómo, a veces, las personas que tienen a su cargo las instituciones que dirigen a una sociedad que pretende ser organizada y lógica no cumplen su rol. Ante ello, el fracaso a la hora de lograr esos objetivos y la sensación de desamparo del ciudadano común se tornan dolorosamente evidentes.
Volverán ahora las explicaciones teóricas, las razones jurídicas, la lógica que se debe manejar en un Estado de Derecho y muy probablemente ellas serán válidas para el aquí y ahora. Sin embargo, no es posible soslayar que en otro momento y en otras circunstancias los responsables de investigar uno de los peores crímenes de la historia sanrafaelina hicieron su trabajo en forma cuanto menos ineficiente.
Es en este punto donde aquella frase del viejo juez volverá a tornarse palmaria: los jueces habrán aplicado el Derecho pero muy probablemente la Justicia seguirá quedando muy lejos, seguirá siendo solamente una ilusión.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorVecinos de la Villa 25 de Mayo critican la alta velocidad a la que pasan los vehículos por la zona
Artículo siguienteFrase