Pedido a través de redes sociales y delivery: cómo operaba el carpintero narco detenido en nuestra ciudad

Un llamado anónimo al Fonodroga, línea telefónica habilitada por el Ministerio de Seguridad de Mendoza para denunciar presuntos casos de narcotráfico, fue el comienzo de una investigación que se extendió por tres meses y que finalizó el pasado miércoles por la noche con la detención de un hombre al momento en que entregaba droga a domicilio, bajo la modalidad “delivery”.
Daniel Oscar Moyano tiene 41 años y si bien en su vivienda tenía un taller de carpintería, donde posiblemente realizaba algunos trabajos, se dedicaba al narcotráfico. A través de redes sociales, mediante mensajes de Whatsapp o Facebook, sus clientes lo contactaban y generaban un lazo de confianza para poder realizar las operaciones. Habitualmente Moyano, a bordo de un Volkswagen Bora, acudía a la vivienda de quien solicitaba la sustancia, pactaba un precio, entregaba la droga con una mano y con la otra cobraba.
Cuando los agentes de la División de Lucha Contra el Narcotráfico comprobaron que Moyano se dedicaba al narcotráfico, mediante diferentes tareas de inteligencia, le solicitaron al juez Eduardo Puigdéngolas los avales para actuar. El carpintero cayó “in fraganti”, ya que luego de un seguimiento, fue detenido cuando realizaba “un pasamano” de droga a un sujeto en el callejón Gómez de Pueblo Diamante. Sin alternativas, Moyano se entregó ante la presencia de los sabuesos, quienes secuestraron –en primera instancia– 10 envoltorios que contenían cocaína, dinero en efectivo y teléfonos celulares.
En virtud de lo anterior, el magistrado federal ordenó un allanamiento en la vivienda de Moyano, situada en Aristóbulo del Valle al 1500, donde los efectivos hallaron el grueso de los elementos probatorios. Allí encontraron 220 gramos de cocaína en trozos, 120.000 pesos argentinos y 200 dólares estadounidenses, cuya procedencia –se presume– procede de operaciones narco.
Se sospecha, al igual que en otros casos, que Moyano recibía la droga del Gran Mendoza, la fraccionaba en envoltorios y después la comercializaba en el denominado “mercado del narcomenudeo”, como en términos policiales se denomina a la venta en cantidades que no son abundantes.

Imputado
y a la cárcel
Luego de ser detenido y con las pruebas aportadas por personal de Narcocriminalidad, el juez Puigdéngolas le imputó a Moyano el delito “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, establecido el artículo 5 inciso C de la ley 23.737.
En ese contexto, Moyano fue trasladado el viernes a la cárcel federal de Cacheuta, donde aguardará el avance del proceso judicial.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorYa es legal conducir con la licencia digital en Mendoza
Artículo siguienteJuegos Quique Scalise