SECCIONES
  • El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo. | Goethe

martes 27, de septiembre , 2022

“Perú, país hermano”

El fallecimiento del Ex Presidente Carlos Menem trajo al análisis, nuevamente, algunas de las acciones de su gobierno que no vienen al caso para el contenido de la presente nota, salvo una y es la referida al negociado y posterior venta de armas a Croacia y Ecuador. En esos momentos los ecuatorianos estaban en guerra contra su vecino país Perú.
Es necesario en este punto recordar uno de los hechos de hermandad más puros que recibió Argentina en toda su historia. Nuestro país, antes de la guerra por Las Malvinas había sufrido el embargo de armamento que debía llegar de Francia (misiles) por parte de EEUU. El poder de fuego de la aviación nacional se vería resentido, cuestión que se manifestó en pleno conflicto. Fue allí donde aparece el gobierno peruano y a través de su Fuerza Aérea preparan la más noble misión para ayudar a la Argentina. Toman 10 aviones de combate Mirage y los reacondicionan a tal punto de colocarles las insignias y escarapelas de nuestra fuerza aérea y hasta la designación militar de cada avión de guerra argentino caído en combate en días anteriores.
Así alistados, son pilotos peruanos los que deben traer esa ayuda a territorio nacional en vuelo secreto y con tanto cuidado que su curso no debía ser detectado por los radares que Chile poseía en Antofagasta. Los 10 aparatos partieron desde la base La Joya al sur de Perú y 3 horas después llegaron a un aeropuerto jujeño donde recibieron reabastecimiento de combustible para poder alcanzar su destino final en la Provincia de Buenos Aires. Al frente de la formación había un Hércules C 130 militar de Perú, que había sido preparado como avión civil de AeroPerú, que transportó a técnicos de aviación y algunos pertrechos y llegó a la base de Tandil junto a los Mirages. Después de un emotivo recibimiento de colegas argentinos a ese grupo de valientes peruanos, que además se ofrecieron a ir a pelear al teatro de operaciones, lo que destaca aún más el acto de hermandad de ese pueblo hacia nuestro país, pero fueron transportados en el C 130 de vuelta a su patria.
Esta gran ayuda recibida durante el conflicto del Atlántico Sur hace destacar los tremendos riesgos en que incurrió Perú que si hubiese sido descubierto podría haber recibido una declaración de guerra por parte de Gran Bretaña y sus aliados y a pesar de ello, ese admirable pueblo, no dudó en prestarnos su apoyo. Este capítulo de nuestra historia que unió a peruanos y argentinos no debemos olvidarlo en ningún momento, solo se olvidó en el lamentable tiempo indicado en el primer párrafo y en ocasión de un negociado espurio realizado en la década del ’90 dándole armas a Ecuador para enfrentar al hermano país peruano.
Pienso que tanto en el seno familiar como en cualquier aula de escuela o colegio de nuestra nación debemos hacer que las generaciones actuales y futuras sepan este hito histórico para no volver a cometer ese error político nunca más en contra de una nación hermana que se “jugó” por nosotros en forma desinteresada y en riesgo continuo.

por Enrique
Mario Barrera

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción