Pesce dijo que se le está «poniendo dramatismo» a las medidas cambiarias tomadas para empresas

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, se refirió a las nuevas medidas cambiarias tomadas para la deuda de las empresas y consideró que se le está «poniendo dramatismo a algo que no lo tiene y puede resolverse fácilmente a través del mercado».

«Le estamos diciendo que pueden pagar los intereses, más el 40 por ciento del capital y que sólo tienen que refinanciar el 60 por ciento», argumentó el titular de la autoridad monetaria.

De ese modo, apuntó: «Me parece que le estamos poniendo dramatismo a algo que no lo tiene y puede resolverse fácilmente a través del mercado».

«Hemos estado en contacto con las mayores deudores y no ven mayores dificultades en ese sentido. Van a intentar recorrer este camino», enfatizó.

Pesce insistió: «Estamos pidiendo a las empresas que, en esta coyuntura compleja, intenten reestructurar sus deudas bajo los mismos parámetros que lo hicieron otras empresas».

Estimó además que «es prematuro para hacer un diagnóstico» de la profundización del cepo y evaluó que «los mercados actúan por impulso todavía».

«Tenemos dos apuestas de largo plazo. Una es que se incrementen las exportaciones. La Argentina necesita exportar 30 mil millones de dólares. Y la otra es que desarrollemos un mercado de capitales local que pueda digerir el ahorro de los argentinos», indicó en declaraciones radiales.

El presidente del Banco Central alertó que «en 2017 se fugaron 16.000 millones de dólares; en 2018, unos 19 mil millones de dólares; y en 2019, unos 23 mil millones de dólares».

«Con todos los problemas de la economía, estamos con una demanda de entre 600 y 800 millones de dólares mensuales por lo que llamamos ´dólar ahorro´», analizó y manifestó que el del dólar «es un problema estructural».

«La medida más importante que tomamos fue la de transparentar el mercado de títulos que opera en pesos y dólares, donde se fija el contado con liquidación o MEP», destacó.

Así, puntualizó: «Hemos restringido la posibilidad de que los fondos especulativos del exterior operen en ese mercado».

«Hemos restado a ese mercado una demanda de 30 millones de dólares. Creemos que va a tener un efecto muy importante», enfatizó.

Al ser consultado respecto de cuándo podría haber un alivio en materia de tenencia de dólares, estimó que «en una primera etapa va a ocurrir en diciembre y enero con la entrada de cosecha fina».

«Luego, a partir de marzo y abril, cuando entran las divisas de la cosecha gruesa», señaló Pesce, quien concluyó: «Nuestra balanza cambiaria tiene una marcada estacionalidad por la liquidación de exportaciones primarias. En esos dos momentos hay alivios, hay mayor oferta de divisas»