SECCIONES
  • Para ser dichosa basta con tener buena salud y mala memoria.| Ingrid Bergman

domingo 7, de agosto , 2022

Piden 13 años de prisión para Camus Hacker por trata de personas

La Justicia pidió penas de 13 y 20 años de prisión para Emmanuel Carlos Ioselli, más conocido como «Camus Hacker», y su cómplice Gastón Rubén Favale, imputados por reclutar a al menos seis adolescentes en situación de vulnerabilidad con la finalidad de someterlas a la producción de materiales de representación sexual para su posterior distribución, comercialización y publicación entre abril de 2016 y el 8 de junio de 2018.

El pedido fue llevado a cabo por la fiscal federal cotitular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Alejandra Mángano, y la auxiliar fiscal Jesica Racki, de la Fiscalía General número 3 ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 6.

En tanto, las representantes del Ministerio Público Fiscal requirieron la reparación económica de las seis víctimas, que, al momento de los hechos, eran menores de edad, y el decomiso de varios dispositivos digitales secuestrados a los acusados.

Asimismo, pidieron a los jueces Sabrina Namer, Néstor Costabel y Rodrigo Giménez Uriburu que condenen a Ioselli y Favale como coautores del delito de trata de personas en su modalidad de captación agravado por haber mediado engaño, amenazas y abuso de la situación de vulnerabilidad.

Según los términos de la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas, los montos van entre los 32.657,93 y los 163.287,16 pesos, y una indemnización por el daño moral sufrido por sumas entre 1,5 y 2,5 millones de pesos.

Según indicaron los fiscales Mángano y Racki, los imputados montaron una estructura destinada a reclutar menores de edad en situación de vulnerabilidad para producir contenido sexual como fotografías pornográficas.

Este material era divulgado, comercializado y publicado en diferentes sitios de Internet y redes sociales.

Para conseguir esto, los acusados engañaban a las víctimas al presentarse como productores de televisión o miembros de agencias de modelos, a quienes les ofrecían propuestas engañosas, pago con dinero o celulares.

Además, utilizaban a sus víctimas para captar a otras menores y las invitaban a encontrarse para hacer pruebas fotográficas en el hotel alojamiento «Los Lirios», ubicado en el barrio porteño de Villa del Parque.

Allí, las jóvenes eran obligadas a posar desnudas o con poca ropa.

Favale también realizó «tocamientos inverecundos sobre el cuerpo desnudo» de una de las víctimas, a quien luego la obligó a mantener relaciones sexuales.

Además, eran amenazadas con publicar sus fotografías en Internet o enviárselas a sus familiares si hablaban sobre el tema.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción