Piden financiamiento para grandes obras de distribuición eléctrica

El ministro Enrique Vaquié y el titular de Emesa, Pablo Magistocchi, se reunieron con autoridades de Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) y de la Secretaría de Servicios Públicos y representantes de las principales distribuidoras eléctricas, como Distrocuyo, Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz, Edeste, Edemsa y Cecsagal. El objetivo del encuentro fue dar impulso a la ley que prevé la construcción de la línea 220 kV Cruz de Piedra-ET Gran Mendoza, aprobada en 2017 por diputados y senadores.

Mediante esta ley se creó Fopietzad, un fondo que prevé infraestructura para el transporte energético de una región que crece y que tiene cada vez más demanda de energía. Hoy el sistema de 132kW se encuentra sobrepasado y ampliarlo garantizará mejor calidad de servicio y menos cortes de luz.

La falta de inversiones en ampliaciones del sistema de transporte eléctrico desde hace décadas es una preocupación y un tema central de constante discusión de todos los actores del mercado eléctrico. En el caso del área Cuyo y de Mendoza en particular, existen características que pueden ser catalogadas de “difíciles”.

La falta de ampliaciones hace hoy imposible abastecer las nuevas demandas y actúa como una fuerte restricción al desarrollo productivo de la provincia, pero el abastecimiento del fondo del Fopietzad depende del visto bueno de los legisladores del Partido Justicialista para su financiación.

“La falta de esta línea ha hecho que en los pasados veranos se tuvieran que hacer cortes a la demanda del orden de 60 MW (corte superior a la demanda de la ciudad de San Rafael), por un lapso de aproximadamente dos horas en varios días de máximo requerimiento”, asegura el documento de las reuniones entre distribuidoras y Gobierno.

“Últimamente se traduce en fallas simples en instalaciones del transportista o las distribuidoras, provocando el colapso de Anillo del Gran Mendoza y dejando sin suministro a gran parte de la provincia por un extenso lapso”, agrega.

“Esta obra de necesidad imperiosa nos permitirá salir del estado crítico en que se encuentra el sistema y será sin lugar a dudas otro paso para recuperar el sector eléctrico Mendocino”, finaliza.

El proyecto de ampliación del Sistema de Transporte de Energía Eléctrica tiene la totalidad de los trámites regulatorios y medioambientales concretados.

 

Fuente: Jornada