Por decreto, la Nación extendió el poder a los gobernadores para controlar precios

Con la intención de compensar su respaldo a los intendentes y de alinear de ese modo a todos los gobernadores del país, el Gobierno incluyó a los mandatarios provinciales en el decreto emitido anoche a través del cual el poder central cede la potestad de fiscalización y control de los precios en los supermercados y negocios de cercanía, en el contexto del combate a la expansión del coronavirus.

Concretado tres días después del anuncio público del propio presidente Alberto Fernández, el decreto establece la convocatoria a “los intendentes e intendentas de todos los municipios del país a realizar, en forma concurrente con la Nación, la fiscalización y control” de los precios máximos, fijados por la Casa Rosada al estallar la crisis sanitaria. La Ley de Abastecimiento, creada por el tercer gobierno peronista a finales de junio de 1974 (una semana antes de la muerte del entonces presidente Juan Perón), y modificada parcialmente en 2014, es la base legal para las penalizaciones, que incluyen clausuras de locales y decomiso de mercaderías a aquellos que no respeten los precios fijados.

Los gobernadores fueron incluidos en el artículo 4 de la norma, que les otorga la misma potestad de fiscalización y control de precios. “Encomiéndase a los gobernadores y gobernadoras a coordinar estas acciones con los intendentes e intendentas de cada jurisdicción, conforme las normativas provinciales y municipales”, dice ese artículo del decreto, firmado por el Presidente; el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Producción, Matías Kulfas , e Interior, Eduardo de Pedro .

El domingo, en una entrevista con el sitio web El Cohete a la Luna, el Presidente había centrado su preocupación en “el pequeño supermercadista” que aumenta los precios. “A nosotros nos cuesta mucho actuar, son difíciles de encontrar, pero el intendente puede actuar”, dijo el Presidente. “El hecho de que sean chicos no lo hace menos ambicioso”, destacó. Un día después, en diálogo con TN, incluyó al pasar a “los gobernadores” en el objetivo de controlar los precios y evitar abusos. El martes, el Presidente le anticipó a los mandatarios provinciales vía teleconferencia que los incluiría en el decreto, según confirmaron a este diario cerca de dos gobernadores.

El “gesto” presidencial hacia los mandatarios provinciales-el control efectivo lo terminará haciendo cada intendente, reconocieron varias administraciones provinciales-tiene especial significación en la provincia de Buenos Aires, en dónde el gobernador Axel Kicillof ha confrontado con varios jefes comunales (sobre todo peronistas) en torno al control de las policías locales, y los mecanismos para cortar la circulación de vehículos en la cuarentena. Que deban “coordinar”, tal como lo establece el decreto, aparece como un imperativo en tiempos de crisis y escasez de recursos, estimaron desde la Casa Rosada.

Los mandatarios provinciales recibieron anoche otra buena noticia: el DNU que les otorga $60.000 millones en concepto de ATN para combatir al coronavirus y sus innegables efectos devastadores sobre la economía. De Pedro, según el decreto, tendrá en sus manos la distribución de esos fondos durante este año. “El Ministerio del Interior asignará, mediante resolución, el aporte correspondiente a cada jurisdicción participante, el que será distribuído en cuotas, de acuerdo con los criterios que al efecto se establezcan”, dice el artículo 3 del decreto 352/2020, que estableció la cesión de fondos. Fuentes del Gobierno indicaron que la idea es “evitar de la manera que se pueda la emisión de cuasimonedas en las provincias” y precisaron que el reparto del dinero se hará “de acuerdo al porcentaje de coparticipación clásica” que recibe cada administración.”Esperamos que sean coherentes, No nos preocupa, pero estaremos atentos al reparto”, afirmaron a La Nación desde uno de los gobiernos provinciales no peronistas.

Los mandatarios provinciales, que anteayer acordaron con el Presidente su apoyo a la continuidad de la cuarentena, también podrán colaborar en el control de los precios, un objetivo vital para el Gobierno en tiempos de pandemia.

Fuente: La Nación