Por qué una pantalla en blanco y negro puede ayudarte a depender menos del celular

Aunque ver el mundo en color a través de las pantallas fue uno de los grandes avances de la tecnología, cada vez son más quienes lo prefieren en blanco y negro. Al menos, en su teléfono.

Y es que cada vez son más las personas «adictas» al celular… y la paleta de colores de las aplicaciones que usamos no es accidental.

Las redes sociales usan colores brillantes para estimular nuestro cerebro y atraer nuestra mirada a ciertos estímulos, al igual que sucede con el envasado de los productos en el supermercado.

Cambiar la pantalla para hacer que solo podamos ver grises puede reducir la adicción al teléfono móvil, debilitando el impacto visual del dispositivo.

El experto en ética de la tecnología y exempleado de Google Tristan Harris fue uno de los primeros en impulsar esta tendencia hacia mediados de 2017. La idea es hacer que el teléfono sea menos estimulante.

¿Cómo hacer que el color desaparezca de la pantalla?

En Android*:

  • Entra en «Opciones del desarrollador», dentro de «Configuración»/»Accesibilidad».
  • Busca la opción «Simular espacio de color», verás varias opciones, dependiendo de tu modelo de teléfono móvil.
  • Pulsa sobre «Monocromacia» o «Acromatopsia».

En iPhone*:

  • En el menú «Ajustes», desplázate hacia abajo y pulsa sobre la opción «General».
  • Pulsa sobre «Accesibilidad».
  • Busca y activa la opción «Escala de grises».

*En ambos casos, la pantalla queda en blanco y negro, pero la cámara del celular sigue tomando fotos a color. En Android la ubicación de esta opción depende de la personalización realizada por el fabricante en el panel de control.