Portezuelo del Viento: está abierta la inscripción para trabajar en la obra del siglo

Portezuelo del Viento fue definida como «la obra del siglo» como el gobernador Alfredo Cornejo. Será una megaobra que recién comenzará a ser construida durante los últimos meses del 2020, informaron desde la Subsecretaría de Energía de Mendoza. Sin límite de edad y apuntando a personas con poca experiencia para capacitarlas y emplearlas.

Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía, indicó: «Como son proyectos muy complejos, y habiendo llamado a licitación el plazo para preparación de ofertas es de aproximadamente 6 meses. Cuando recibamos las ofertas al cabo de los 6 meses vamos a tener 3 meses para evaluarlas y a partir de ahí un par de meses más para las firmas de contrato y el inicio efectivo del proyecto. Con lo cual sobre el final del año que viene probablemente estemos viendo el arranque de la obra.

Portezuelo se convertirá en una gigantesca fuente de trabajo. Más de 3.000 empleos directos generará la obra y unos 13 mil trabajadores indirectos también se verán beneficiados.

«Lo complejo es que son obras difíciles, que necesitan mucha gente con determinado tipo de capacitación. Para una obra de estas calculamos unas 3.500 mil personas y los diferentes anillos que le van a prestar servicio desde afuera a la presa en si mimos es casi de 13 mil personas en total»

La obra será una especie de «Miniciudad»

«En una obra de estas se necesita de todo, es como construir una ciudad, de las cosas técnicas que aparecen como los ingenieros civiles, los topógrafos, los ingenieros clínicos, los industriales, los electromecánicos, hay un 5% del total de la gente más o menos que está en ese rubro y el paquete grande esta en el 60% que son los operarios. Acá tenemos albañiles, carpinteros, cañistas, soldadores, electricistas, montadores, inclusive profesiones que por ahí no las ven tan asociadas como enfermeros, operadores de máquinas, nutricionistas, cocineros, ayudante de cocina, ayudante de limpieza y demás. Prácticamente todo lo que se ve en una ciudad va encontrar su oportunidad de trabajo en Pontezuelo del Viento que efectivamente se va a transformar en una mini cuidad. La obra dura 5 años aproximadamente, hay un pico que arranca con un determinado nivel de actividad que se va incrementando, eso va demandando más gente, al segundo o tercer año diría que el pico de la cantidad de gente vuelve a caer sobre el final. El punto es el pliego, nuestro pliego es bastante estricto en lo que es la contratación de personal local y contratación de empresas locales. Para nosotros no tiene sentido ponernos estricto con algo que después no podamos hacer cumplir, esto puede pasar si no tenemos a la gente capacitada en esos trabajos.

«Nosotros hacemos una preselección y una capacitación de la gente, cosa de ponerles a las empresas personal capacitado para que puedan elegir de ese personal capacitado. En este tipo de proyecto nunca las empresas tienen el 100% de personal propio, siempre van desplazándose, cuando llegan al lugar intentan maximizar la contratación de gente local, sobre todo porque les es más barato. No es lo mismo traer 2 mil personas de diferente puntos del país a trabajar en Malargüe que encontrarlas en Malargüe, en termino de logística, de comida, de atención, incluso de mantener a esa gente cerca de su núcleo familiar. Entonces, el objetivo es ese, imponerles obligaciones a las empresas de contratar mano de obra local».

La página a la que tienen que ingresar es: economía.mendoza.gov.ar, allí esta Registro de puestos de trabajo para Portezuelo del Viento y la explicación para inscribirse: dirección de correo electrónico, nombre y algunos datos que se van pidiendo y allí se puede señalar la ocupación para que la se cree que está capacitado y pretende trabajar.

«Es muy importante el último campo, nosotros pedimos una serie de mínima experiencia laboral, porque buscamos contrarrestar la experiencia que tiene la gente contra lo que la gente quiere hacer, eso va a generar un gap, ese es el gap que tenemos que llenar con la capacitación. Entonces, del análisis de esta información vamos a decir que tenemos que sacar cinco cursos para soldadores, cinco para albañiles, cuatro cursos para enfermeros.

«Estamos buscando calificar a la gente, entonces con esa información vamos hacer una pequeña estadística para saber que necesidades tiene la gente, que tenemos que darle. Vamos a generar los cursos necesarios para poder cubrir ese bache y vamos a empezar a comunicarnos con la gente informándola de donde se puede inscribir para capacitarse para el puesto al que se está postulando en función de la experiencia que tiene. No hay límite de edad».