Portugal: Afirman que Madeleine McCann “está viva y cuidada por quien la secuestró”

La desaparición  que ocurrió el 3 de mayo de 2007 en Portugal, sigue siendo uno de los casos que más conmociona a todo el mundo, principalmente a Reino Unido. Ahora, la psíquica Fia Johansson, afirmó en una entrevista con una revista que Maddie “nunca estuvo muerta” y que encontrará a su familia en un futuro cercano.

“Está viva y bien”, afirmó Johansson, quien trabaja hace más de 20 años en numerosas agencias y equipos de investigación privados. Además, señaló que Madeleine es cuidada por quien la secuestró.

Luego, describió los motivos por los que cree que la niña no murió: “Sé que no está muerta porque cuando las personas están muertas se comunican conmigo, pero no lo hizo”. A su vez, agregó que ella no sabe que es buscada desde hace años: “Maddie tampoco es consciente de la búsqueda de su paradero. Ella no sabe acerca de sus padres. No recuerda nada. Se encuentra bien”.

Respecto del secuestrador, Johansson expresó en diálogo con la Meaww que es un hombre alemán. “Descubrí un par de cosas sobre ella (Maddie). Así que hay muchos detalles”, apuntó que otorgó la información a las autoridades.

 

Por último, la psíquica fue por más y se animó a hacer un anuncio: predijo que Maddie se reuniría con sus padres en un futuro cercano. “Entre 2023-2024, va a encontrar accidentalmente a su familia, pero no sabrá que son ellos”, destacó la mujer que luego se amparó en el secreto profesional y, como se trata de una investigación en curso, dijo que no puede revelar más detalles.

 

La noche de la desaparición, Kate y Gerry McCann acostaron en la cama a sus tres hijos: Madeleine y los mellizos Sean y Amelie. Como estaban de vacaciones, decidieron dejar a los nenes durmiendo en la habitación del resort donde se hospedaron y fueron a cenar a un restaurante del complejo, que estaba ubicado a 55 metros. Cuando volvieron, Maddie había desaparecido.

Sobre la desaparición de la pequeña se manejaron cientos de versiones. Los investigadores policiales portugueses e ingleses siempre sostuvieron con firmeza, hasta el día de hoy, que Maddie podría haber muerto la misma noche de su desaparición a manos de sus padres. Debido a la falta de pruebas, el caso fue archivado en 2008. Fue reabierto por Scotland Yard en 2011 y en ese momento creían que posiblemente era un robo que salió mal o un secuestro.

“Maddie” es la hija mayor de Kate McCann, médica generalista en Melton Mowbray, y Gerry McCann, cardiólogo del Hospital Glenfield de Leicester, quienes tiene otros dos niños mellizos, Sean y Amelie, de 15 años.