Posible mala praxis: en la Justicia no comprenden por qué no fue internada

Aseguran que la beba asistió tres veces al hospital Schestakow

El fallecimiento de una beba de 14 meses a raíz de un posible cuadro de meningitis generó una fuerte repercusión en nuestro departamento, teniendo en cuenta que se trataría de un caso de mala praxis médica, en base a lo que denunció la mamá de la criatura y a lo que sospechan las propias autoridades sanitarias de San Rafael.
El fiscal Javier Giaroli es quien recibió la causa a partir de las acciones iniciadas de oficio por parte de la Policía y que originaron un expediente en la Comisaría 42ª, pero también a instancias de las autoridades del propio hospital Schestakow, donde se inició un sumario administrativo, confirmó el doctor Abel Freidemberg, responsable del Ministerio de Salud de la Provincia en la zona sur.
Extraoficialmente se supo que Giaroli espera los resultados de la necropsia, como así también el informe histopatológico de la beba, exámenes que permitirán deducir cuál fue la razón de su muerte. En principio, fuentes judiciales ya descartaron cualquier lesión traumática en la criatura y aguardan por los informes que podrían conocerse en los próximos días, habida cuenta que serán producidos en la Ciudad de Mendoza.
Lo cierto es que –de acuerdo con la declaración de la mamá de la beba– los síntomas de fiebre, vómitos y diarrea comenzaron días atrás y, a instancias de esa situación, peregrinaron por centros de salud y el hospital Schestakow sin que nadie advirtiera –al menos así lo evidencia el final de esta triste historia– la gravedad del cuadro que presentaba la nena.La primera incursión de la familia fue en el centro de salud de Atuel Norte, que se encontraba cerrado, por lo que el centro de salud de Salto de las Rosas fue la segunda opción, de donde la derivaron al hospital Schestakow por primera vez. Se investigará si en una segunda visita al centro sanitario de Salto de las Rosas, la beba no recibió atención a pesar de encontrarse abierto.
Al hospital Schestakow la beba llegó con los síntomas anteriormente descriptos, pero el médico que atendió a la menor no consideró que debía permanecer internada. Recetó unos análisis que no se habrían concretado o bien no fueron leídos por ningún profesional, de acuerdo a los primeros detalles en la causa que ya está en la Justicia.
Fuentes judiciales aseguraron que la beba asistió tres veces al hospital Schestakow y desde la Fiscalía se ordenó el secuestro de la historia clínica. Además, en el centro de salud de Salto de las Rosas fue medicada por una enfermera, habida cuenta que no había un profesional médico de turno. En la Justicia consideran que es llamativo que, a pesar de la persistente fiebre (entre 38º y 39º) que padecía la menor, no haya quedado internada en el nosocomio público.
Cuando la salud de la niña empeoró y la situación era desesperante, ya era demasiado tarde, pues la beba ingresó fallecida al ser trasladada nuevamente por sus padres al Schestakow, de acuerdo con lo señalado por dos médicas que confirmaron el deceso.
Si algo le faltaba a esta dramática historia, la madre de la beba denunció graves dichos discriminatorios hacia su condición de extranjeros (son de Bolivia) en el interior del Schestakow, lo que también es parte del sumario que se inició puertas adentro del hospital.