Precios esenciales: el Gobierno dice que «no habrá desabastecimiento»

El secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, destacó este lunes la «colaboración» de los empresarios con el programa de Precios Esenciales, que congela el valor de 64 productos de la canasta básica por seis meses, subrayó que «fortalece el mercado interno a través de una mayor competencia» y confió en que «no habrá desabastecimiento».

Lo expreso durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el Salón de Pueblos Originarios de la Casa Rosada, en la que participó también el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, tras un encuentro que el presidente Mauricio Macri mantuvo con los máximos responsables de las empresas formadoras de precios de alimentos.

Werner sostuvo en cuanto a la conformación de los listados de productos que «ingresaron al valor del mercado que tenían».

Sostuvo luego que en el caso de los incluidos en el programa de Precios Cuidados que pudieran tener algún tipo de variación «se evaluarán en cada caso puntual, teniendo en consideración los costos».

«De ninguna manera se afectaron los precios de los productos y los que no estaban en Precios Cuidados entraron al valor del mercado», insistió el secretario.

Añadió que cuando se conformó el listado «específicamente se analizó cada producto y su precio y el tipo de empresas que los producen, con lo cual no vemos el riesgo de un desabastecimiento».

Además, «los canales de comercialización comparten esta visión y el compromiso que asumieron es que los productos estén visibles, que haya stock suficientey los consumidores puedan llegar a esos productos», concluyó Werner.

Plan «voluntario» pero de «cumplimiento obligatorio»

El ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, reafirmó este lunes que el programa de «Productos Esenciales» lanzado por el Gobierno por seis meses es «voluntario» pero de «cumplimiento obligatorio», al tiempo que aseguró que «no de se trata de un plan anti inflacionario» sino para «mejorar el poder de compra».

En paralelo, Sica expresó que las medidas se tomaron «ante una situación de un pico inflacionario en marzo, que no estaba previsto por ninguna de las consultoras del mercado, y también por los indicadores que se vieron en el tema de pobreza».

Por eso, subrayó que «son medidas que tienden a llevar alivio y a mejorar el poder de compra, en especial en la canasta básica alimentaria, y que son complementarias y no dañan en el mediano plazo» el programa de «reformas estructurales que tiene que generar una mejora de la competitividad para una mayor creación de empleo en el futuro».

Sica, sobre el lapso de seis meses del plan, detalló que «se va a renovar, como se renueva normalmente el programa Precios Cuidados», en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

«Una cosa es el acuerdo que hemos realizado con 64 productos que nosotros denominamos esenciales que van más apuntados a lo que es la canasta básica, es decir, es más una política de ingresos que una política antiinflacionaria«, dijo esta mañana el funcionario.

Las firmas que participaron del acuerdo son Aceitera General Deheza, Bunge, Molinos Río de la Plata, Las Marías, Gerula, Molino Morixe, Adecoagro, Pepsico, Bagley, Arcor, Prodea, Bodega Norton, Quilmes, Ledesma, Cabrales, Mastellone, Ilolay y ARSA.