Preocupada por la “catástrofe humanitaria” de Amazonia, Bachelet retoma la polémica con Bolsonaro

La alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, retomó su polémica con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, al cuestionar los incendios originados por la acción del hombre en la Amazonia y demandar que se impida el agravamiento de una “catástrofe humanitaria” que afecta especialmente a los indígenas.

“Estamos quemando nuestro futuro, literalmente” con los incendios en la Amazonia, los cuales tendrán un “impacto catastrófico para la humanidad”, afirmó la ex presidenta de Chile en dos oportunidades durante un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza.

Los incendios resultan especialmente perniciosos para “las mujeres, los hombres y los niños que viven en esas áreas, entre ellos muchos pueblos indígenas”, subrayó.

“El mundo nunca vio una amenaza de esta dimensión a los derechos humanos (…) estoy profundamente preocupada con la rápida aceleración de la deforestación en la Amazonia”, insistió, según citó la agencia de noticias Ansa.

“Apelo a las autoridades de esos países (amazónicos) para que implementen políticas ambientales de larga duración y de sistemas de incentivos a la sustentabilidad”, señaló Bachelet, sin nombrar directamente a Bolsonaro.

La semana pasada el mandatario brasileño hizo un elogio a la dictadura de Augusto Pinochet durante la cual murió, tras ser torturado, el padre de Bachelet, el general brigadier Alberto Bachelet.

Estas declaraciones abrieron una polémica entre Bolsonaro y la alta comisionada, que también alertó sobre el deterioro de la democracia en Brasil.

Por su parte, Bolsonaro aseguró que la agenda de derechos humanos fue derrotada en todo el mundo y por ello Bachelet comenzó a levantar la bandera del ambientalismo junto con el mandatario francés Emmanuel Macron.

Bolsonaro advirtió que no permitirá que se amenace la “soberanía” brasileña sobre la Amazonia y que el 24 de septiembre pronunciará un discurso “patriótico” en la Asamblea de la ONU en Nueva York.

En su alocución de este lunes en Ginebra, Bachelet sostuvo que los “gobernantes” de los países amazónicos deben adoptar políticas de forma coordinada con la comunidad internacional.

Además, dio respaldo a la iniciativa del secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, quien propuso la convocatoria a una reunión global para tratar la crisis.

Ante el cuadro que enfrenta la Amazonia, ningún “país o política pueden quedar afuera (porque) todas las naciones y el tejido social, político y cultural de todos los estados serán afectados”, dijo Bachelet.