Preocupan asaltos a mano armada en comercios e investigan posible conexión

Miembros de la Policía y la Justicia de San Rafael manifestaron su preocupación por dos asaltos a mano armada ocurridos en la semana y que fueron cometidos bajo las mismas características.
En contacto con fuentes judiciales, pudimos determinar que –si bien se han realizado maniobras investigativas– hasta ahora no hay demasiadas pistas sobre los autores de los violentos sucesos contra un Rapipago de avenida 9 de Julio y un resto-bar de Sarmiento y Ameghino.
“Analizando las denuncias de las víctimas y en base a las características de los dos hechos, no podemos descartar una conexión entre ambos”, señaló un miembro allegado a la investigación. Creen, en virtud de la declaración, que pueden ser ladrones integrantes de una misma banda.
Los asaltos a mano armada son el tipo de delito que más preocupa a la Policía, ya que se trata de sucesos violentos en los que las víctimas quedan a merced de delincuentes que portan revólveres o pistolas, muchas veces cargadas y con el latente riesgo de ser disparadas.
“Son los hechos más graves y trabajamos para erradicarlos”, añadió la misma fuente.

El relato de una de las víctimas
Miguel Buxó, reconocido director técnico del fútbol sureño, tiene un emprendimiento comercial en 9 de Julio y Fray Inalicán, donde funciona un Rapipago y un minimarket. El miércoles de la semana pasada, cuando se disponía a cerrar el comercio, fue víctima de un violento asalto perpetrado –al menos– por tres delincuentes.
“Eran las 20:30, empecé a guardar los banners. En principio vi a una persona sobre calle Inalicán, pero no sospeché nada malo. Cuando entré al negocio, detrás de mí entró un hombre que se cubrió el rostro con un pañuelo y me apuntó con un arma. Me obligó a tirarme al piso, al igual que a mi empleado”, relató Miguel.
“El Gallego”, como todos lo conocen, recordó que “los delincuentes pretendían quedarse con la recaudación de las cobranzas que hacemos, pero ese dinero no lo teníamos porque siempre pasa el camión de caudales a retirarlo. Nos reclamaban abrir la caja fuerte, pero le intentamos explicar que no se podía, que no teníamos la manera de hacerlo y allí no había más dinero”.
Los malvivientes, no dispuestos a escapar con las manos vacías, se dirigieron a la caja del Rapipago, donde obtuvieron algo de dinero, y a la del minimarket. En total se llevaron unos 9.000 pesos, más algunas cajas de cigarrillos, pilas y máquinas de afeitar.
“El asalto no duró más de dos minutos y medio. Lo controlé con las imágenes grabadas por la cámara de seguridad”, aseguró Buxó. El comerciante se mostró molesto porque el video del atraco fue difundido por Telefe el viernes, durante la emisión del noticiero del mediodía. “No estoy de acuerdo con que hayan difundido las imágenes”, sostuvo Miguel, alegando que pudo entorpecer la investigación que lleva adelante la Policía.
Buxó contó que después del asalto le ofrecieron disponer de un botón antipánico para que pueda alertar a la Policía sobre un hecho de inseguridad, sin necesidad de marcar el 911. “Parece que tenemos que esperar a que nos pase un hecho como el del miércoles para tener esa herramienta”, manifestó.