Presentó «pruebas del fraude»­ electoral el abogado de Trump­

El abogado personal del presidente de Estados Unidos, Rudy Giuliani, brindó esta semana  una conferencia de prensa en Washingtpn para reiterar las denuncias de fraude electoral y volvió a apuntarle a Dominion Voting Systems, el sistema de votación usado en distintos distritos del país en los comicios del 3 de noviembre, y a la compañía Smartmatic, cuyos dueños «eran aliados de Hugo Chávez y son aliados de Nicolás Maduro».­

«Las máquinas de votación están vinculadas con Venezuela, Cuba y otros actores globales que no quieren que Trump continúe en la Casa Blanca», alegó el ex alcalde neoyorquino que enumeró a lo largo de 90 minutos los distintos frentes de batalla legales con los que buscarán revertir el escrutinio. Todas las peleas serán libradas en Estados clave donde el demócrata Joseph Biden ganó por márgenes estrechos que, no obstante, han crecido durante los últimos días a medida que se completa el escrutinio, al punto de que el vencedor ya araña la cifra récord de 80 millones de sufragios.­

En su exposición, el letrado habló de «votos apócrifos enviados por correo; no se permitió a los observadores republicanos controlar el conteo; y órdenes de autoridades electorales de pasar por alto irregularidades».­

Si bien Dominion es canadiense, «todo su software pertenece a Smartmatic y fue creado en Venezuela para asegurarse que los chavistas nunca perdieran una elección», continuó Giuliani quien afirmó además que estas empresas están vinculadas a través de la multinacional española Indra, que actuó como intermediaria.­  «Usamos estas máquinas que pueden ser manipuladas. Espero que no nos conviertan en Venezuela y les roben los comicios a los estadounidenses», completó.­

­

CON ECO AUTOCTONO­

­

Otra de los integrantes del equipo legal, Sidney Powell, dijo que había precedentes para «respaldar» sus acusaciones, como que el sistema «fue exportado para afectar una elección en la Argentina», aunque no aportó más detalles.­

«Las máquinas hacen que los líderes corruptos dispuestos a pagar más ganen las elecciones», remató. Las 3 empresas apuntadas desmintieron de manera tajante cualquier participación en esta suerte de «complot socialista global» contra Trump.­