Presupuesto 2019: Allasino criticó el rechazo de la oposición a la refinanciación de deudas

La falta de acompañamiento de la oposición a la refinanciación de las deudas en la discusión del presupuesto 2019 motivó un choque político y desde el Gobierno señalan que esto afectará importantes obras.
En entrevista con FM Vos (91.5), la ministra de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Paula Allasino, se refirió a la actitud de la oposición y comentó que tratarán de terminar las obras iniciadas pese a este traspié.
La ministra dijo que “el anticipo de que no iban a acompañar el artículo 38 lo teníamos unas horas antes, fue decisión del ejecutivo dar tratamiento y que saliera con la mayoría simple, porque no queremos politizar con el presupuesto, consideramos que es una herramienta para la administración y cortamos el tema por lo sano”.
Consultada sobre si la postura de la oposición era por especulación política de cara al año de elecciones, dijo que “por supuesto, la gente con la que hablé de la oposición no tenía críticas para el presupuesto, el kirchnerismo se plantó con un informe que habían hecho sobre el endeudamiento, y el justicialismo no podía votar de una manera distinta”.
Desde el Gobierno provincial salieron a comunicar ayer que al no obtener la aprobación para refinanciar la amortización para 2019, “el Gobierno deberá disminuir en $3.696 millones el plan de inversión, lo que significa una reducción de 3 puntos porcentuales a lo proyectado”.
“Mendoza deberá reducir 30% la inversión pública, porcentaje que será destinado para afrontar el pago de la amortización de la deuda. Esto significa que la financiación del plan de inversión pública de $12.512 millones (destinada fundamentalmente a Vivienda, Seguridad, Educación, Salud, Energía, Transporte e Infraestructura Vial) será de $8.816 millones en 2019, implicando la misma participación porcentual en el gasto total de 2017 (7%)”, agregan.
Allasino explicó que “el término refinanciación (roll-over) significa volver a financiar una deuda, es decir, cambiar una deuda por otra, manteniendo los niveles de endeudamiento constantes. Es un pedido que se hace todos los años para depurar deuda que se tomó en momentos complicados y en condiciones desfavorables para Mendoza”.