Primeros avances para la explotación de dos pozos en Vaca Muerta mendocina

Se trata de los yacimientos de Paso Bardas Norte y Cañadón Amarillo. En la provincia están entusiasmados con estas posibilidades que daría Vaca Muerta del lado mendocino y elogian que a través de la reducción de regalías se haya permitido a las empresas pensar en inversiones y luego, definido el potencial de crudo a extraer, sí hablar de regalías.
Lo explicó en Fm Vos (91.5) el subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, quien comenzó hablando de la mayor inversión en el yacimiento de Llancanelo.
“Estuvimos recorriendo los trabajos en Llancanelo, que es un yacimiento de crudo ultra pesado, que es más caro de explotar que uno convencional, a través de un acuerdo la provincia reduce las regalías y eso ha redundado en que YPF invierta 100 millones de dólares para triplicar la producción en Llancanelo en una primera etapa, y si funciona bien eso, luego una inversión de 500 millones de dólares que permitiría multiplicar por 10 la producción”.
Guiñazú informó que YPF “ya presentó la documentación para la aprobación de los primeros pilotos en Bardas Norte y Cañadón Amarillo, al extremo sur de la provincia cercanos a los del norte de Neuquén”.
El funcionario habló que los dos pilotos en el sur de Mendoza y el del norte de la lengua de Vaca Muerta nos permite atacar Vaca Muerta de los dos lados y desarrollar por fin la cadena de servicios y la infraestructura necesaria para empezar a desarrollar Vaca Muerta”.
“Lo importante –resaltó- es conseguir las inversiones que aumentan la producción y en base a eso decidir una regalía que sea la mayor posible pero que permita que la inversión se realice. En años anteriores se ha trabajado mal, se definían regalías muy altas para anuncios rimbombantes en los diarios y después los yacimientos no producían nada”.
A diferencia de la neuquina, rica en gas, la formación del lado de Mendoza es rica en petróleo y podrá ayudar a cubrir la demanda local de crudo en los próximos 50 años y generar recursos exportables. La Provincia proyecta una posible extracción de 238 millones de metros cúbicos para los próximos años.
De acuerdo con información obtenida de trabajos técnicos geológicos, la formación Vaca Muerta en Mendoza, de una extensión de 8.700 km2, tiene mayor riqueza en hidrocarburos líquidos que en gas, lo que pone a la provincia nuevamente en el radar de las petroleras, que ven la extracción de gas ralentizarse por cuenta de las limitaciones logísticas.
Se estiman recursos por más de 8 mil millones de m3 de petróleo, de los cuales podrían recuperarse 238 millones de m3, equivalentes a más de 50 años de la producción anual de la provincia.