Prisión de 15 años para autores del homicidio frente al Juzgado Vial

Los primos Facundo Castilla (23) y Facundo Moreno (19) fueron condenados a 15 años de prisión por ser autores del homicidio de José Antonio Pérez, hecho ocurrido en la madrugada del 12 de agosto en la esquina de calles Beltrán y Segovia, frente a donde funciona el edificio de la Unidad de Resoluciones Viales.
Acorralados por las pruebas en su contra, Castilla y Moreno –a instancias de sus defensores– aceptaron someterse a un proceso de enjuiciamiento abreviado, ofrecido por la fiscal Andrea Rossi, a cargo de la investigación, y avalado por la parte querellante, constituida por la esposa de la víctima.
En ese contexto, durante una audiencia desarrollada el viernes, el juez Sergio González reunió a las partes y homologó –tras el acuerdo entre cada una de ellas– la condena de 15 años de prisión para Castilla y Moreno, quienes continuarán en la cárcel de la avenida Mitre, donde se encontraban bajo arresto preventivo hasta antes del juicio abreviado.
La pena para Castilla y Moreno se sitúa en el medio de la escala prevista para el delito “homicidio simple”, que tiene un mínimo de 8 años y un máximo de 25.

El hecho
La relación de Castilla y Moreno con Pérez había entrado en una etapa crítica, en virtud de rencillas que los tres habían mantenido. Los hoy condenados le endilgaban a la víctima haber ofrecido resguardo a una joven que sufrió agresiones por parte de los primos.
El conflicto terminó de la peor forma, ya que como consecuencia de dicha disputa, en la madrugada del 12 de agosto pasado, Castilla y Moreno abordaron a Pérez, quien desde hace un tiempo se encontraba en situación de calle. Lo apuñalaron –según el expediente judicial– 24 veces hasta provocarle la muerte. Las heridas punzocortantes alcanzaron órganos vitales y Pérez murió en el lugar del hecho.
Castilla y Moreno, tras asesinar a Pérez, pretendieron huir en taxi tras permanecer algunos minutos en un domicilio del pasaje Hilario Cuadros. El rápido accionar policial permitió frustrar la fuga y los primos quedaron detenidos, como así también una mujer que los recibió en la propiedad antes mencionada.