Prisión preventiva para el ladrón detenido cuatro veces en dos meses

El juez Gabriel Ravagnani dispuso ayer la prisión preventiva de Pablo Alcaraz Modón (18), jovencito que en menos de dos meses protagonizó varios hechos delictivos, incluso después de haber sido excarcelado a cambio de una “probation”, beneficio judicial que representa la suspensión del juicio a prueba.
Ravagnani hizo lugar al planteo del fiscal Javier Giaroli, quien sostuvo la necesidad de extender la prisión de Alcaraz, amparado en causas por tentativa de robo y daño agravado que pesan sobre el chico, las cuales sumó en tiempo récord, incluso horas después de haber sido liberado.
Sin acuerdos para definir la situación procesal de Alcaraz en un juicio abreviado, Giaroli está dispuesto a esperar el juicio contra el joven para solicitar una pena ejemplar, en virtud de todas las oportunidades que desde la Justicia se le generaron y que claramente desperdició.
Ravagnani, además de confirmar la prisión preventiva, rechazó un planteo de la defensa respecto al arresto domiciliario de Alcaraz, considerando que no estaban dadas las garantías para morigerar las condiciones de detención. En ese contexto, el sujeto seguirá en la cárcel de la avenida Mitre.
Fuentes judiciales señalaron que, respecto al mismo joven, está pendiente de resolución un pedido de revocatoria de la probation a la que accedió por la comisión de un nuevo delito. Asimismo, tiene una condena de 1 año y 8 meses de prisión en suspenso, la que recibió cuatro días antes de ser detenido, en esa oportunidad por provocar daños en un local comercial de la calle Day.
Alcaraz Modón fue detenido in fraganti cuando se disponía a cometer hechos delictivos en comercios del centro, en avenida Moreno y calles Belgrano, Bernardo de Irigoyen y Alem, entre otros lugares.