Procesaron a un empresario vinculado en la compra-venta de Fariña en Mendoza

El juez federal Sebastián Casanello procesó sin prisión preventiva al empresario Roberto Erusalimsky por lavado de activos, a raíz de una maniobra de compra-venta de una estancia en Mendoza, vinculada a los hechos delictivos por los cuales está preso Lázaro Báez.

«La compra de la estancia «El Carrizalejo» inaugura la aplicación de fondos ilícitos por parte de Leonardo Fariña, operación que formó parte de un amplio esquema de blanqueo de dinero proveniente de ganancias ilícitas obtenidas por Lázaro Báez y su grupo empresarial», concluyó el juez al procesar a Erusalimsky, según el fallo al que accedió Télam.

El empresario quedó embargado por 780.500.000 pesos y se le prohibió salir del país.

Casanello ya había procesado a Erusalimsky en la causa por la «ruta del dinero K», pero en dos ocasiones su decisión fue revocada en la Cámara Federal porteña, que lo sobreseyó.

Posteriormente la Cámara Federal de Casación Penal revocó ese sobreseimiento, le dictó la falta de mérito y ordenó profundizar la investigación sobre su persona.

El empresario Erusalimsky

Ante ello, el juez que ordenó detener a Lázaro Báez en abril de 2016 volvió ahora a procesar a Erusalimsky.

La maniobra fue atribuida a Leonardo Fariña, actualmente imputado colaborador en la causa de la «ruta del dinero K», a quien se señala como comprador del campo con dinero de Báez.

«En lo que respecta a su participación en una compleja maniobra de lavado de activos que se vio conformada por la sucesión fáctica de dos operaciones de compra-venta sobre una misma propiedad -la estancia «El Carrizalejo», en la provincia de Mendoza-, la cual integró un amplio esquema de aplicación de fondos ilícitos pergeñado» por Fariña, afirmó Casanello en su dictamen.

Lázaro Báez, sus cuatro hijos, Fariña y otros acusados por lavado de activos son actualmente juzgados por el Tribunal Oral Federal 4.

Casanello refirió que un primer tramo de la maniobra comprendió «la compra de la estancia en comisión por parte de Leonardo Fariña a cuenta y orden de Lázaro Báez -con la posterior intervención de Rodolfo Pérez Gadin y Fabián Virgilio Rossi- fue objeto de los respectivos requerimientos de elevación a juicio formulados por los acusadores y actualmente se encuentran ante el Tribunal de juicio que lleva adelante el correspondiente debate oral y público».