Promueven el desarrollo de los cultivos hidropónicos

La promoción del desarrollo de cultivos hidropónicos en Mendoza recibió apoyo en la Cámara de Diputados y avanza hacia su mayor conocimiento.
La hidroponía es la técnica de cultivo en la cual se prescinde del suelo como soporte o fuente de nutrientes en los cultivos. De esta forma, se busca hacer más eficiente el uso del agua en la producción de verduras, hortalizas, frutas y flores.
Este proyecto es impulsado por Ana María Andía (UCR) y recibió despacho favorable de la comisión de Economía, que mantuvo su habitual reunión vía Zoom.
Entre otros objetivos, se promueve también incrementar los volúmenes de producción anual y por unidad de superficie cultivada, facilitar la producción de verduras, hortalizas, frutas y flores de óptima calidad; incentivar la producción y el consumo de alimentos de origen vegetal libres de agroquímicos.
“Es una técnica muy antigua pero que no es demasiado conocida”, dijo la autora en diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael para luego explicar cómo funciona.
Entre las ventajas mencionó que “se puede utilizar para la producción de alimentos con ahorro de agua ya que se recircula el agua y es más eficiente si se une al empleo de energía sustentable. Se trabaja independiente de las condiciones climáticas, de la estacionalidad y de la altura sobre el nivel del mar, con un volumen de producción mucho mayor”.
La técnica se promociona ya que Mendoza se encuentra en un estado alarmante de emergencia hídrica consecuencia del avanzado agotamiento de las reservas naturales de los glaciares y de los cambios climáticos, que han provocado una creciente disminución de las lluvias y nevadas, generando la declaración permanente de crisis hídrica desde hace una década.
La hidroponía se está aplicando de manera creciente en muchas regiones de la comunidad internacional y comparada con las técnicas agrícolas tradicionales, se presenta como una alternativa más eficiente tanto para la producción de alimentos como para el aprovechamiento de recursos escasos, más aún si se la combina con el empleo de energías sustentables.
Se trata de una técnica de cultivo que “permite el crecimiento de vegetales en diversos sustratos inertes y con aporte de nutrientes que se reciben a través del agua. Su principal característica es que en ninguna de las etapas del cultivo es necesario el suelo como soporte o fuente de nutrientes y la planta recibe del agua, que se recircula, las sustancias requeridas para su crecimiento.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorInstalaron nuevo puesto de control de Covid-19 en el acceso a Punta del Agua
Artículo siguienteRecomendaciones para realizar teletrabajo