Provincia de Bs. As.: Dejó ciega a su esposa y saldrá libre

Susana Gómez sufrió el desprendimiento de ambas retinas cuando su esposo, Carlos Ariel Goncharuk, golpeó su cabeza repetidas veces contra la pared de la cocina de la casa en la que vivía junto a sus cuatro hijos en Olmos, cerca de La Plata.

El hecho ocurrió en 2011. Lo había denunciado en 13 oportunidades durante nueve años de convivencia, y al momento del ataque el agresor violó una restricción perimetral.

En 2015, la Justicia condenó a Goncharuk a 8 años de cárcel y le impuso la obligatoriedad de realizar un tratamiento sobre la temática de violencia de género, que hasta el momento no hizo.

Darío Witt, titular de la casa modelo «María Pueblo», donde Gómez y sus hijos buscaron refugio tras el ataque, explicó que «Susana será recibida por el procurador Julio Conte Grand y le expondrá su preocupación porque Goncharuk será liberado a mediados del 2019″.

La víctima habló semanas atrás con el juez José Villafañe, quien le dijo que «Goncharuk no quiere hacer el tratamiento y no lo puede obligar». Incluso le advirtió que se prepare para cuando salga de la cárcel: «Cuídese», le dijo.

Gómez trabaja actualmente como telefonista de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, en cumplimiento del cupo de discapacidad, y tiene 4 hijos con su agresor, de entre 13 y 8 años, quienes niegan a vincularse con su padre.