“Proyectar el futuro”

por Enrique Mario Barrera

La crisis hídrica se comenzó a instalar en nuestro territorio desde hace varios años ya, a medida que pasa el tiempo la vamos sintiendo con más rigor; los glaciares van disminuyendo sus dimensiones y las nevadas de los últimos tiempos no alcanzan a recuperarlos. Es evidente que el cambio climático modificó las acciones naturales que tuvimos desde hace mucho tiempo obligándonos a aplicar ingenio para adecuarnos a estos nuevos tiempos. El panorama parece apocalíptico pero no lo es, ya se están tomando medidas para transitar estos cambios de la mejor manera posible.
Lo expresado hasta aquí es como un resumen del pasado y presente de lo que estamos viviendo, pero ahora debemos comenzar a diseñar el futuro de mediano y largo plazo para proteger a las generaciones que vienen y dejarles allanado el camino que corresponde.
En la actualidad el nivel de reserva en nuestros diques es muy bajo, se ha proyectado construir Portezuelo del Viento para regular el agua del Río Grande y eso llevará un tiempo más hasta su utilización, pero paralelamente a ello debemos pensar en construir algún acueducto o desvío de cursos de ríos para alimentar los actuales reservorios que tiene la provincia en toda su extensión, por ejemplo captar agua del Río Grande y llevarlo al cauce natural del Río Atuel o cualquier arroyo que pertenece a su sistema hídrico, tengo entendido que existen proyectos al respecto presentados en el pasado y creo que es hora de analizar toda la documentación que exista sobre el tema.
En otro plano de cosas debemos comprender que este cambio climático es mundial y que cada provincia o país debe enfrentarlo de la misma manera. Cada región cuidará sus propios recursos lo que nos llevará a pensar de donde obtendremos el agua en el futuro y no es descabellado suponer que habrá que proyectar la construcción de acueductos con bombeo (como en la actualidad transportamos el petróleo o gas) para traer agua dulce, por ejemplo del Acuífero Guaraní o agua de Océano Atlántico o Pacífico para desalinizar y potabilizar como se está haciendo en algunos países como EEUU o Emiratos Arabes, que ya cuentan con varias plantas en funcionamiento.
Comencemos a adelantarnos a los hechos y tratemos de ver los cambios de las últimas décadas e imaginemos como será el panorama dentro de otros 10 años, más vale prevenir y estar preparados.