Puesteros de Punta del Agua piden ser “escuchados” tras la presentación del proyecto de expropiación

Días atrás ingresó en la legislatura el proyecto del Gobierno provincial para expropiar y regularizar unas 215 hectáreas de tierra en Punta del Agua. En este sentido, los puesteros buscan ahora ser escuchados antes de la votación para incorporar tierras que vienen ocupando hace años y que creen están en peligro.
“Si se expropia algo, debe tener el consenso de los habitantes. Los senadores y diputados antes de levantar la mano tienen que escuchar a los vecinos y dar seguridad a las familias que trabajan y producen”, explican sobre la iniciativa, y piden incluir los campos de los puesteros dentro de la regularización para evitar futuros intentos de remate.
Hay que destacar que el texto oficial destaca que “la zona urbana es un núcleo consolidado, dotado de infraestructura educativa, social, de salud y seguridad, en el cual habitan de manera permanente unas 2.000 personas y que remonta antecedentes poblacionales y de organización urbana hasta 97 años atrás”.
Tanto el Estado provincial como el Municipio de San Rafael han provisto paulatinamente, durante décadas, de infraestructura urbana e institucional a este núcleo poblacional (mayormente sobre tierras registralmente privadas), convirtiendo a esta Villa en un núcleo urbano completamente consolidado y en condiciones de continuar su crecimiento, como centro de dotación de servicios educativos, de salud, de gobierno, seguridad, comerciales y habitacionales a toda la zona de Punta del Agua, de conformidad con los planes de desarrollo territorial previstos en la zona.
“Existen registros municipales de subdivisión catastral municipal con identificación de parcelas y ocupantes, que dan cuenta de la decisión estatal de consolidar con su reconocimiento público la ocupación del predio por numerosas familias y pobladores”, destaca el texto, y agrega que “es indelegable obligación del Estado Provincial, en colaboración con el Municipio, iniciar las diversas acciones que posibiliten solucionar los temas de regularización dominial y reconocimiento de derechos, que permitan un mejor y más armónico desarrollo del pueblo y su zona de influencia”.
Ante esto se buscará declarar de utilidad pública las parcelas involucradas para dar certeza a los habitantes. Como antecedente se toma una ley de 2004 que permitió declarar de utilidad pública el loteo Ramonot en el departamento de San Martín para su regularización
“El perímetro urbano determinado, que contempla una superficie aproximada de unas 215 hectáreas, sería la superficie urbana total a considerar, debiendo descontar de ella los predios que actualmente cuentan con titularidades registrales consolidadas a nombre de los reales pobladores”, explica el proyecto, y destaca que “la zonificación propuesta contempla el centro urbano, cuatro zonas residenciales actuales y a consolidar, dos áreas de expansión urbana de mediano y largo plazo y una zona de reserva urbana”.