¿Qué le pasó a Madeleine? Documental sobre la desaparición de una niña despierta más dudas

La serie de ocho partes es demasiado controvertida, con la familia de Madeleine sugiriendo que podría obstaculizar la larga investigación policial y un tabloide asegurando que el documental podría descubrir sorpresivas revelaciones explosivas.

Madeleine McCann, una niña británica de tres años, desapareció del balneario portugués de Praia da Luz mientras estaba de vacaciones con sus padres en 2007. Inmediatamente comenzó una investigación en la que participaron la policía portuguesa y Scotland Yard, que sigue buscando pistas por todo el mundo.

Es uno de los casos más destacados de la historia criminal moderna del Reino Unido y es objeto de un intenso escrutinio de los medios, especialmente de sensacionalistas medios británicos.

Con nuevas entrevistas, Netflix reconstruye paso a paso la desaparición de Madeleine. Pero, no hubo ni hay aportación alguna de la familia McCann, que dijo la semana pasada en una declaración muy enérgica: «Aún no vemos cómo este programa de TV ayudará a la búsqueda de nuestra hija, y dado de que hay una investigación policial activa, hasta podría obstaculizarla potencialmente».

Entre los entrevistados se encuentran: Anthony Summers y Robbyn Swan, los periodistas de investigación que co-escribieron «Looking for Madeleine» en 2015; Gonçalo Amaral, el coordinador de la investigación con la Policía Judicial de Portugal; Robert Murat, que una vez fue considerado sospechoso; Jim Gamble, ex jefe del Centro de Explotación Infantil y Protección en Línea en el Reino Unido; y Phil Hall, ex representante de relaciones públicas de los McCann.

La desaparición de Madeleine de un apartamento, mientras sus padres estaban cenando cerca, fue el titular principal de la agresiva y a menudo despiadada prensa europea, que envió reporteros para acosar a los McCann día y noche. Por otro lado, la policía portuguesa acusó a los padres de la niña de secuestradores o asesinos.

«La desaparición de Madeleine McCann» es el segundo proyecto polémico de los últimos meses sobre la desaparición o el asesinato de un niño inglés de corta edad. El cortometraje «Detainment», nominado al Oscar, sobre el brutal asesinato en 1993 de James Bulger, de dos años, a manos de dos niños de 10 años, suscitó una petición pública para que fuera retirado de la contienda por una estatuilla dorada.