¡Qué mundo!

Mano de 5 metros con cara humana asusta a Nueva Zelanda. Desde que se instaló en lo altó de una galería de arte en la ciudad de Wellington, Nueva Zelanda, una estructura de una mano de 5 metros llamada «Quasi», los habitantes viven atemorizados.
La obra, que pesa 400 kilos y tiene cara de humano, fue realizada por el artista neoselandéz Ronnie Van Hout en 2016 para conmemorar el terremoto de Christchurch que sacudió la Isla Sur de Nueva Zelanda en 2011. Sin embargo, mientras «vivía» en la cima de la «Christchurch Art Gallery», fue objeto de polémica entre los habitantes locales. Incluso, en un medio local publicaron un manifiesto explicando «Las diez razones por las cuales Quasi debe irse». Fue entonces que la estructura fue trasladada este lunes en helicóptero a la capital neolandeza de Wellington y deberá permanecer allí al menos tres años. De todas formas, esta mudanza no tiene contentos a los ciudadanos, que se convocaron vía redes sociales para expresar su rechazo hacia la mano gigante.
De hecho, varios consideran que el rostro de la estructura es similar al del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Igualmente, desde la galería de arte desmintieron el rumor: «la mano híbrida gigante se basa en escaneos de las propias partes del cuerpo del artista», establecieron en su sitio web.