¡Qué mundo!

Adam Martin, de 41 años, estuvo «en las puertas de la muerte» después de que la infección mortal atacara su corazón, y lo dejara luchando por su vida. El hombre contrajo una infección llamada endocarditis después de que intentara infructuosamente desalojar un pedazo de palomita de maíz pegado entre los dientes.
La endocarditis ocurre cuando los gérmenes de otra parte de tu cuerpo (como la boca), se propagan a través del torrente sanguíneo y dañan áreas del corazón.
Los médicos interrogaron al padre de tres hijos de Cornwall en el Reino Unido sobre una posible causa, y solo pudo pensar en un culpable: la terrible experiencia de Martin se remonta a finales de septiembre, cuando compartió una bolsa de palomitas de maíz con su esposa, Helen, 38, mientras veían una película.
La infección fue causada por sus constantes pinchazos y escarbadas para liberar el pedazo de palomita de maíz alojado entre los dientes. Martin le dijo a su equipo médico que usó «artículos que encontré por ahí», un capuchón, un palillo de dientes, un trozo de alambre e incluso un clavo, en un intento desesperado de desalojar el obstinado objeto.
Una semana después, Martin sufría sudores nocturnos, fatiga, dolores de cabeza y, finalmente, un soplo cardíaco, todos ellos signos de infección, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Afortunadamente, Adam se recuperó rápidamente después de la cirugía, y regresó a casa con Helen y sus tres hijos.