¡Qué mundo!

Un estudiante del Reino Unido que dejó la ventana de su apartamento abierta antes de irse durante cinco meses por el confinamiento, encontró su casa cubierta de excrementos de pájaros después de que fuera tomada por palomas.
Oluwageorge Johnson, de 20 años, tuvo que dejar su apartamento alquilado en Nottingham a toda prisa en marzo, luego de que sus padres aparecieran de sorpresa para llevarlo a casa debido al Covid-19. El joven se olvidó una ventana abierta, y por lo visto, al no ver actividad durante varios días, las palomas decidieron hacer del apartamento su hogar.
Nadie molestó a las aves durante más de cinco meses, hasta que hace unos días, cuando los trabajadores del edificio escucharon sonidos extraños provenientes del piso, entraron a investigar. Encontraron todo el lugar cubierto de excrementos de pájaros, huevos en el fregadero de la cocina y plumas de paloma por todas partes.
“El brote de coronavirus estaba en su pico, así que mis padres aparecieron de la nada para llevarme de regreso a casa”, explicó Johnson.
La semana pasada, el estudiante recibió un correo electrónico de la administración del edificio, junto con fotos del desastre que habían causado las palomas. Obviamente, no podía creerlo.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorCanje de deuda
Artículo siguienteEsperanza: ¿Cuál?