¡Qué mundo!

Un insólito episodio tuvo lugar en Gales. Las aguas del río británico de Carmathenshire se tiñeron de blanco como resultado de un volcamiento de un camión lechero en una ruta cercana.
La Policía galesa de tránsito precisó que no hubo víctimas. Sin embargo, no informaron que ocurrió con el conductor del vehículo.
May Lewis, una joven que pasaba por allí, compartió el video del hecho en su cuenta de Twitter. En las imágenes se logra apreciar como el agua se encuentra teñida completamente de un color lechoso que fluye por una pequeña cascada.
Entre tanto, algunos usuarios de las redes sociales calificaron el incidente como «un grave problema medioambiental», en vista de que «la leche puede ser muy perjudicial».