Quedan menos de 400 usuarios sin luz culpa del viento Zonda

El viento Zonda no solo afecta a lo climático sino que también trae aparejado una serie de problemas como es la pérdida de energía por postes derribados o ramas enganchadas en el tendido eléctrico de cualquier zona de la provincia.
En el caso puntual de nuestro departamento, las ráfagas que corrieron en el inicio de semana provocaron cortes del suministro en varios distritos, afectando a unas 2500 personas. Para hablar sobre esta problemática, dialogamos en FM Vos (94.5) con Renato Di Fabio, encargado de relaciones institucionales de la empresa Edemsa.
“Se ha recuperado casi la totalidad de la zona afectada, el Zonda comenzó fuerte en Jaime Prats, Villa Atuel, Salto de las Rosas y parte de la Villa 25 de Mayo, la caída de ramas sobre el tendido eléctrico es la que afecta el cable conductor y otro problema común es cuando la línea arrastra los postes. Han estado trabajando los operarios en donde el viento lo permitió y hubo casi 2400 usuarios sin servicio y actualmente estamos por debajo de los 400”, indicó.
Por otro lado, Di Fabio se refirió a los inconvenientes que genera el arbolado público en la red de energía. “Es preocupante el tema de los árboles sobre los cables eléctricos, en muchos casos el arbolado requiere mayor cuidado para evitar que sucedan este tipo de hechos, algo similar sucedió con el viento en la zona de Malargüe y el este del Gran Mendoza. La mayoría de las afectaciones se ha dado en lo que se conoce como baja tensión, para que se entienda, algunos clientes han sufrido falta de fase de energía a la salida de algún transformador”, manifestó.
Por último, el representante de la empresa de energía hizo mención a los dos hechos delictivos que involucran a operarios, quienes de milagro no fueron asesinados.
“Afortunadamente se trabó el arma y no salieron los disparos, esto que pasó en San Rafael no escapa a la situación de inseguridad que se vive en la provincia y esperemos que solo sean casos aislados y no se repitan en el tiempo”, comentó.