Quiénes son los detenidos de la banda narco

Una banda dedicada a distribuir y comercializar droga entre el Gran Mendoza y el sur provincial, fue neutralizada días atrás por policías de la División de Lucha Contra el Narcotráfico, como consecuencia de una extensa y minuciosa investigación que avaló el juez federal Puigdéngolas.

Una banda de narcotraficantes dedicada a distribuir y comercializar droga entre el Gran Mendoza y el sur provincial, fue neutralizada días atrás por policías de la División de Lucha Contra el Narcotráfico, como consecuencia de una extensa y minuciosa investigación que avaló el juez federal Eduardo Puigdéngolas.
Fueron 5 los detenidos y en las últimas horas trascendió la identidad de cada uno de los imputados y también los antecedentes, con un llamativo dato: la mujer que formaba parte de la banda tiene tres condenadas vinculadas al narcotráfico y, pese a ello, seguía haciendo de las suyas.
Lucía Teresa Ramírez Escudero, apodada “Chilena”, tiene 51 años y era una de las referentes de la banda que cayó en el paraje La Olla de Real del Padre. Su pasado delictivo es escalofriante. La última, de tres condenas, fue por ser parte de una asociación ilícita en el marco de las actividades de Marcelo “Gato” Araya, una de las organizaciones criminales más significativas de los últimos tiempos en Mendoza.
De acuerdo a lo que diario El Sol reprodujo en la semana, Ramírez –en la banda de Araya- tenía un activo rol vinculado a la provisión de armas y municiones a otros miembros del grupo.
Ramírez, tras ser detenida en la investigación contra Araya, permaneció bajo arresto domiciliario y el año pasado el Tribunal Federal Oral Nº 1 la condenó a 5 años. Sin embargo, lejos de purgar el castigo en la cárcel, fue beneficiada por la libertad condicional. No tardó demasiado en volver al ruedo y así integró una nueva banda dedicada al comercio de drogas.
Ahora la mujer perdió el beneficio de la condicional, tendrá que cumplir la condena otorgada por el TOF Nº 1 el año pasado y afronta un nuevo proceso por comercialización de estupefacientes.
La “Chilena”, en el operativo que realizó la división que comanda el comisario Juan Carlos Villafañe, era quien ocupaba el asiento de acompañante del Audi A6 que custodiaba un colectivo en el que viajaba otro hombre que –en un bolso- llevaba 8 kilos de droga.

Modus operandi
La banda recientemente desarticulada traía droga desde el Gran Mendoza al sur provincial, donde era distribuida en “quioscos” que se dedicaban al narcomenudeo.
El sábado 7 de abril, tras una serie de tareas de inteligencia, los investigadores supieron que en un colectivo proveniente del Gran Mendoza, una persona –entre su equipaje- viajaba con marihuana y cocaína. Se trató de José Alfredo Argañaraz (68), el primero de los detenidos. Detrás del vehículo de transporte, como custodia, se desplazaba el Audi A6 de reciente modelo. El conductor del coche de alta gama era José Luis Núñez González (44). Junto a él viajaba “La Chilena” Ramírez. Estas tres personas residían en los San Martín y La Favorita, en la capital provincial.
En ese primer procedimiento se secuestraron 7,3 kilos de marihuana y 1,1 kilos de cocaína. Argañaraz llevaba más de 1.500 pesos, mientras que en el Audi, en poder de Núñez y Ramírez, había casi 12.000 pesos.
La segunda fase del operativo se desarrolló en General Alvear, donde se concretaron tres allanamientos. En uno de los procedimientos fue detenido Luciano René Urquiza Fernández, señalado como receptor de parte de la droga y a cargo de la posterior distribución. Le secuestraron 4.300 pesos y una moto.
La última detención fue justo hace una semana en una cabaña del vecino departamento. Allí cayó Roberto Valentín Orellana (33), el otro receptor de la droga. Al momento de su detención le encontraron 28 mil pesos y en la propiedad donde se alojaba había casi 200 gramos de cocaína, un revólver calibre 22 y 16 proyectiles.

Antecedentes
Lucía Teresa “Chilena” Ramírez tiene tres condenas sobre sus espaldas. Su compañero del Audi, José Luis Núñez tiene varias causas por delitos contra la propiedad. Quien viajaba en el colectivo, José Argañaraz, fue condenado por abuso sexual y liberado en el año 2015.