Rambo ya tiene su fatality para el Mortal Kombat 11

Dos semanas atrás, el Mortal Kombat volvió a ser noticia en el mundo del gaming: el clásico juegos anunció la incorporación de Rambo, el icónico personaje interpretado por Sylvester Stallone durante los años 80.

Ahora, se dio a conocer el gameplay de Rambo y la fatality. Lo más destacable es que el soldado utiliza muchas trampas, se mueve de manera sigilosa y tiene a mano su clásico armamento: ametralladoras y cuchillos.

 

La fatality está a tono al icónico personaje del cine. Rambo le lanza un cuchillo a su rival, quien comienza a caminar lentamente hacia atrás hasta accionar una trampa que se le clava en la espalda, atravesándole el tórax. Luego, el soldado renegado aparece desde atrás, lo toma de la cabeza y le arranca la garganta con sus manos.

 

El tráiler de Mortal Kombat 11

Esta nueva versión del Mortal Kombat 11: Ultimate saldrá a la venta el 17 de noviembre. Estará disponible para PlayStation 5, Xbox Series X y Xbox Series S. Además de Rambo, este pack especial incorporará a Mileena y Rain, dos personajes clásicos de la saga.

La versión de Rambo que incorpora el videojuego es la de “Primera sangre”. Se trata de la primera película de la taquillera saga, lanzada en 1982.

Además, un elemento extra es que Sylvester Stallone haya prestado su voz para el videojuego: «Es un hecho absolutamente emocionante», manifestó la gente de NetherRealm Studios, desarrolladores del título.

Mortal Kombat 11 para PC

Además de las plataformas anteriormente mencionadas, el Mortal Kombat 11 para PC se encuentra disponible en Steam. El precio de la edición estándar (que no incluye a Rambo o a otros personajes lanzados anteriormente como Joker o Terminator) es de $1.199,99. También se ofrece un combo con la anterior versión, el Mortal Kombat X, por $1.423,99.

El precio del contenido descargable extra es en general de $199,99 (se adquiere por personaje). Sin embargo, al tratarse de un pack, denominado Kombat Pack 2 DLC, con tres luchadores nuevos es difícil de predecir su valor.

 

Fuente: Ambito