Reafirmaron la legitimidad de la “Denominación de Origen Controlada” de San Rafael

Recientemente, el director de la Denominación de Origen Controlada (DOC) de Luján de Cuyo, Walter Bressia, manifestó que la utilización de la “DOC” estaría más relacionada con el marketing que con factores técnicos; al respecto, el escribano y exconcejal Aníbal Ríos, quien fue uno de los constituyentes de la Asociación y el Consejo de la Denominación de Origen San Rafael, defendió la legitimidad de la misma a través de FM Vos (94.5) y Diario San Rafael.
Ríos expresó que “posiblemente se haya olvidado Walter Bressia de algunos antecedentes”. Recordó que la DOC local se formó junto a nombres y apellidos “ilustrísimos de la vitivinicultura del Sur de la provincia”, como Valentín Bianchi, Daniel Suter, Jorge Simonassi, Eduardo Lévaque, y Alberto Goyenechea, entre otros. “Yo fui convocado para fiscalizar mediante escritura pública del 23 de diciembre de 1991, formalmente, la Asociación y el Consejo de la Denominación, lo que fue aprobado por resolución de la Dirección de Personas Jurídicas de Mendoza en el año 92. Luego de los trámites de estilo, lo presentamos ante la Organización Internacional de la Vid y del Vino, en la persona del doctor Gabriel Yravedra Llopis, que en aquella época era el presidente de la entidad, en Madrid; yo estuve personalmente el 2 de mayo con él allá; se hicieron todos los trámites, reconocimientos, habilitaciones y registraciones pertinen tes”, recordó, y agregó que con Bressia han tenido charlas y se han compartido cenas, en las que “se han puesto sobre la mesa los intereses en común de la vitivinicultura mendocina en la época de Arizu, que era presidente del DOC del Luján de Cuyo; compartíamos viajes a Buenos Aires a reuniones con los ministros de Economía de la época, etcétera”.
A nivel personal, Ríos lo toma como “una cuestión anecdótica”, mientras que a nivel jurídico-instrumental, posee los documentos que avalan todo aquello. “Tenemos una reseña, una trayectoria y una documentación más que abrumadora para demostrar ante la evidencia de vía empírica la existencia y la vigencia de la Denominación de Origen San Rafael”, aseguró, y no descartó que haya en este sentido, “una cuestión marketinera o un discurso de oportunidad y conveniencia por parte de Bressia”.
Por otra parte, Ríos aclaró que “la Denominación de Origen es el nombre geográfico conocido, difundido, de una región, departamento, distrito o localidad, dentro de los límites actuales o históricos para distinguir un producto vitivinícola originario de una zona, que es la respuesta o la manifestación del medio geográfico, los factores naturales, los humanos de cultivo y elaboración; el vino tiene una reglamentación muy particular con una legislación que justamente habla de prácticas enológicas, que son prácticas virtuosas, normas armónicas de una legislación que resguarda la autenticidad del producto vínico”.

 

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorLa importancia del lavado de manos
Artículo siguienteYa pueden registrarse los mendocinos que quieran capacitarse para la cosecha