Recusado

El ministro de la Corte Mario Adaro fue recusado por el Poder Ejecutivo en el marco de la medida cautelar presentada por cuatro intendentes del justicialismo para que se les permita presentarse como candidatos en las elecciones de este año.
Adaro es presidente de la Sala Segunda, que es la que debe resolver si acepta o no el planteo de los jefes comunales alcanzados por la promulgación de la enmienda constitucional que limita las reelecciones.
La sala, que además está compuesta por los ministros Omar Palermo y José Valerio, deberá resolver ahora si la recusación del asesor de Gobierno Ricardo Canet es aceptada o no. Eso ocurrirá recién la semana que viene, porque antes deberá marcar su posición en el conflicto la Fiscalía de Estado.
Si la recusación es aprobada, Adaro podría ser remplazado por Pedro Llorente, Julio Gómez o el propio Jorge Nanclares, presidente del alto tribunal. El que no podría intervenir es Dalmiro Garay, aunque resta por resolverse si la recusación contra él que plantearon los intendentes justicialistas es aceptada.
Adaro fue ministro de Gobierno durante la gobernación de Celso Jaque. En esa gestión, se decidió no promulgar la enmienda del artículo 198, que había sido aprobada por el 83 por ciento de los votantes en el plebiscito de 2009.