Reforma de la ley 7.722

Finalmente, el peronismo decidió no tratar la reforma de la ley 7.722 hasta por lo menos la semana que viene, con la nueva composición legislativa.
En una reunión del interbloque de Unidad Ciudadana y del PJ, definieron esta posición, con una creciente tensión social y empresarial alrededor de la Legislatura.
Senadores y senadoras justicialistas sellaron un acuerdo interno: con la renovación de las bancas, que se producirá a partir de la sesión del martes 26, comenzará un nuevo periodo de análisis del proyecto, que ya tiene despacho.
Hasta ahora se busca eliminar la ratificación legislativa de los proyectos mineros y el uso de soluciones lixiviantes de ácido sulfúrico o cianuro para avanzar en proyectos de extracción de cobre (en San Carlos) o de oro (en Uspallata). Hasta ahora esas sustancias están prohibidas y son consideradas peligrosas.
A cambio, aumentarían los controles técnicos ambientales (más presupuesto para la creación de la Policía minera), habría auditorías internacionales y una comisión bicameral legislativa de seguimiento de los proyectos en ejecución. Y se pondrá en discusión un sistema de control ciudadano, remarcó ayer el portal Mendoza Post.