Reimpulsan el proyecto de tolerancia cero de alcohol al conducir

Tras nuevas muertes en el tránsito con el alcohol como protagonista, resurgió el proyecto de ley para que en Mendoza haya tolerancia cero. Fue la muerte de la joven Julieta Testa (25) en el Acceso Sur la que volvió a poner sobre la mesa la discusión sobre cómo terminar con el alcohol al volante.
En diálogo con FM Vos (91.5) y Diario San Rafael, la autora de la iniciativa, la diputada Hebe Casado (Pro), se manifestó esperanzada en que en esta ocasión pueda tratarse y aprobarse esta idea. De ser así, se multará a quien dé positivo en la alcoholemia, ya sin importar cuánto registre, no como hasta ahora, con un límite de 0,5 gramos por litro en sangre.
“Este proyecto lo presenté hace cuatro meses porque las estadísticas dicen que las principales causas de muerte o discapacidad en personas jóvenes son las muertes por accidente y en la mayoría está involucrada el alcohol. La idea es que no se maneje con alcohol al volante. Que no haya que calcular cuánto se tiene que tomar para no dar positivo”.
La legisladora sanrafaelina señaló que “el otro día hablaba con el doctor Saracco, que es toxicólogo, y me decía que el alcohol tiene efecto diferente según la cantidad que se tome, no sabemos cuánto tenemos que tomar cada uno para tener un nivel de alcoholemia menor que 0,5%”.
El problema es que al tomar se pierden los frenos inhibitorios. “Produce cierto sentimiento de que está todo bien, de que a mí no me pasa nada, que puedo tomar y mirá que bien que lo hago; sin embargo, nuestras capacidades y reflejos están disminuidos, creo que diciendo que no se puede beber nada al momento de conducir, estamos diciendo que si se sube a un auto con alcohol en sangre, va a ser responsable de lo que haga. Lo que ha pasado hasta ahora es que se contempla como un homicidio culposo, no doloso, se recupera la libertad inmediatamente y el que falleció no recupera la vida”.
Sobre qué le han dicho sus pares legisladores, dijo que “la misma presión de la sociedad por los mismos casos que han ocurrido ha hecho que vaya teniendo cierta aceptación el proyecto, que ya se había presentado otros años y había sido archivado por la presión de la industria vitivinícola. Creo que hoy la sociedad tiene otra visión y está ejerciendo presión para que esto salga y suceda, creo que esta vez tenemos la posibilidad de que el proyecto se apruebe”.
Respecto a esa presión de la industria del vino para que no se apruebe el alcohol cero al volante, Casado expresó que “la mayor parte del vino que produce Mendoza no se toma en Mendoza, los jóvenes no toman vino, toman fernet, cervezas y bebidas blancas, no creo que perjudique en nada a la industria vitivinícola y sería un gran gesto como parte de la responsabilidad social empresarial que apoyen el proyecto”.
Apuntó que las próximas semanas la Legislatura estará abocada al tratamiento de obras que pidió el Ejecutivo, pero que después del 22 de este mes es posible que se trate la idea en comisiones y se intente llevar al recinto para votación.