Relación entre la gripe y complicaciones cardíacas

El vínculo entre la gripe y las enfermedades cardíacas graves se ha fortalecido. Un estudio que examinó a más de 80.000 pacientes adultos hospitalizados con gripe durante ocho temporadas encontró que las complicaciones cardíacas repentinas y graves eran comunes, ocurriendo en el 12% de los pacientes, o 1 de cada 8.
«Antes de nuestro estudio, había habido sugerencias respecto al vínculo, pero nuestro estudio muestra lo común que es», dijo el autor principal Eric Chow, becario de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.
El estudio, publicado en la revista Annals of Internal Medicine, subraya la importancia de vacunarse contra la gripe a tiempo.
«Hay pocos virus respiratorios para los que tenemos una vacuna», dijo. «El lema de nuestro equipo es ‘Vacúnate contra la gripe'». Chow trabajó anteriormente como oficial del servicio de inteligencia de epidemias (o «detective de enfermedades») de la gripe en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
El estudio encontró que el 5% de los pacientes hospitalizados con gripe tenían una complicación cardíaca a pesar de no tener ninguna anomalía subyacente documentada.
En el último mes, ha habido casos de atletas sanos que muestran signos de complicaciones cardíacas después de recuperarse de la COVID-19. Por ejemplo, el jugador de baloncesto de 27 años del estado de Florida, Michael Ojo, que se recuperó de la COVID-19, murió de un aparente ataque al corazón en un entrenamiento.
Chow dijo que no le sorprende que esto les suceda a personas sanas que han sido infectadas con SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19. El virus puede causar daño a los pulmones y otros órganos, incluyendo el corazón. La inflamación hace que los corazones sean vulnerables a arritmias potencialmente mortales durante un ejercicio vigoroso.
En este estudio de adultos hospitalizados con gripe, el 12% tuvo complicaciones cardíacas agudas. De estos, el 30% fueron admitidos en la UCI y el 7% murieron mientras estaban en el hospital.
Se recomienda que todos los mayores de 6 meses se vacunen contra la gripe cada temporada. La vacunación contra la gripe siempre se considera importante para las personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones graves, incluidas las personas con enfermedades cardíacas. Las vacunas antigripales están aprobadas para las personas con enfermedades cardíacas, pero las personas con enfermedades cardíacas no deben recibir la vacuna viva atenuada contra la gripe (LAIV, también conocida como vacuna antigripal en spray nasal). Sin embargo, cualquier inyección intramuscular contra la gripe, como cualquier vacuna inactivada o recombinada contra la gripe, sería apropiada.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorCon la democracia no…
Artículo siguiente¡Qué mundo!