República Dominicana: Siguen muriendo turistas en un resort y nadie sabe por qué

Ya son seis los turistas estadounidenses que misteriosamente murieron durante sus vacaciones en República Dominicana, en poco más de un año. Este martes se informó de una víctima más, hallada sin signos vitales en un hotel cerca de la localidad playera de San Pedro de Macorís.

Según Fox News, sus síntomas, así como las circunstancias del fallecimiento, fueron sorprendentemente similares a los de otros dos casos letales, registrados en el mismo lugar cinco días más tarde.

Miranda Schaup-Werner, de 41 años y residenciada en el estado norteamericano de Pensilvania, fue encontrada muerta el pasado 25 de mayo en la habitación que ocupaba en el lujoso Bahía Príncipe Hotels & Resorts, a donde llegó con su esposo para celebrar el noveno aniversario de su boda. Según precisa el medio, la mujer repentinamente se desmayó tras haber tomado una bebida del minibar. Ni su marido ni el personal médico del establecimiento pudieron reanimarla.

Cinco días después de ese trágico incidente, un empleado de un hotel adyacente, el Grand Bahía Príncipe La Romana (propiedad del mismo empresario), encontró los cuerpos de un matrimonio de Maryland. Curiosamente, los dos se habían registrado en el hotel en la misma fecha en que murió Schaup-Werner, y planeaban marcharse el 30 de mayo. Ese día, preocupados porque los huéspedes no habían devuelto sus llaves, miebros del personal decidieron inspeccionar su habitación, donde encontraron los cadáveres de la pareja.

¿Coincidencia?

De acuerdo con lo reportado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses y la Dirección Central de Investigaciones Criminales de República Dominicana, Schaup-Warner sufrió un ataque al corazón. Así lo comunicaron, vía Twitter, las autoridades de Bahía Príncipe, destacando que el marido de la difunta había confirmado que ella «tenía un historial de enfermedades del corazón». Por otra parte, agrega el medio, las autopsias determinaron que los tres estadounidenses presentaban edemas pulmonares, lo que sugirió que la aparente causa de muerte fue insuficiencia respiratoria.

«Esto va más allá de una coincidencia. Los otros [dos turistas] fallecieron cinco días después, y se determinó que la causa [de su muerte] fue la misma», dijo al medio Jay McDonald, un familiar de Schaup-Werner. «Algo está sucediendo y queremos saber qué es«, reclamó. McDonald agregó que las autoridades «hicieron una [inspección] muy superficial para determinar la causa de la muerte» de la mujer, y reiteró que la familia de la víctima «quiere saber por qué».

Por su parte, las autoridades del hotel aseguraron a través de un comunicado que «estos eventos son casos aislados» y que «no existen indicios de relación alguna entre estos dos lamentables incidentes». «Reiteramos nuestro firme compromiso de estrecha colaboración con las autoridades, esperando una pronta resolución de sus pesquisas y actuaciones», reza otra nota del establecimiento, en la que se adelanta que no habrá otra declaración al respecto hasta que se complete la investigación.