Riguroso protocolo: la actividad turística ya está lista para volver en la bodegas de Mendoza

Desde Bodegas de Argentina dieron a conocer avances en el Protocolo de Enoturismo post Covid-19. Desde la entidad informaron que este documento fue elaborado con la colaboración de los miembros de su área de Enoturismo compuesta por profesionales de las bodegas y de nuestra institución.

Se priorizó la síntesis y la inclusión para dar un primer paso a la realización del documento base con vistas a la futura apertura de las bodegas que desarrollan diferentes actividades enoturísticas en toda la Argentina. “Hoy percibimos la necesidad de contar con una rápida visión de las medidas a tener en cuenta y hacemos hincapié en que todas las recomendaciones puedan adaptarse a bodegas de todos los tamaños, regiones y demás características”, advirtieron en el comunicado de la Bodegas de Argentina.

Además, explicaron: “Continuaremos trabajando bajo el concepto de Enoturismo Cuidado en la permanente actualización de las medidas que surjan a futuro para estar a la altura de las circunstancias que garanticen un desarrollo seguro de nuestras actividades con la mirada puesta en el cuidado de nuestros visitantes y el personal de bodega”.

Protocolo completo de Enoturismo post Covid-19

Objetivo
Servir de guía para bodegas y demás actores del Enoturismo, para la adecuación de sus instalaciones y servicios dando prioridad al cuidado y resguardo de la vida de las personas.

Destinatario
Bodegas con apertura turística y otras empresas del Enoturismo.

Recomendaciones según área:

Comunicación previa
Transmitir al futuro visitante su co-responsabilidad junto a la bodega en el cuidado de todas las personas, tanto de ellos y sus relaciones, como de los trabajadores.

Transmitir cuáles son aquellos síntomas que, en caso de haberlos tenido en algún momento durante los últimos catorce días previos a su reserva; se les recomendará no asistir al establecimiento. Estos síntomas serían: fiebre, tos, diarrea, dificultad respiratoria, pérdida del olfato o, en caso de haber tenido contacto estrecho con personas confirmadas de Covid-19.

Transmitir cuáles son las medidas de prevención vigentes al momento de la visita. Ej: barbijos, guantes, máscaras faciales, etc.

Brindar la opción de pago por adelantado para evitar el uso de efectivo o tarjetas de crédito.

Entrada
Medir la temperatura a cada visitante antes de su ingreso al establecimiento.

Colocar felpudos-alfombras en la entrada al establecimiento, constantemente húmedos con solución de agua y lavandina para asegurar la desinfección de suelas de calzados.

Realizar el registro de datos personales, teniendo en cuenta las recomendaciones vigentes. Ejemplo: procedencia, lugares visitados en últimos 14 días, contacto con determinadas personas, etc.

Consultar sobre posibles síntomas previos. Opcional: firmar declaración jurada.

Verificar el uso de protecciones por parte de todos los visitantes, facilitando soluciones a quien lo necesite. Ej: contar con barbijos para personas que no lo lleven.

Facilitar elementos de higiene y desinfección. Ej: alcohol en gel para manos.

Recepción
Transmitir al visitante cómo se desarrollará la visita, los cuidados que se han previsto y los espacios y acciones que requieren de su atención.

Proveer información actualizada al visitante sobre lo que debe conocer en relación a pandemia Covid-19. Esta información se actualizará día a día.

Evitar el contacto físico en el saludo y en todas las instancias de la visita.

Degustación
Recomendaciones para el cuidado del visitante:
Invitar a visitantes a higienizarse previo al inicio de la degustación (lavado de manos y uso de alcohol en gel).

Respetar las distancias de seguridad vigentes.

Mantener el lugar asignado para cada persona, sin intercambiar asientos.

No compartir copas.

No manipular alimentos de otras personas.

Recomendaciones para el servicio de vinos:
Antes de comenzar, higienizarse las manos con agua y jabón, luego con alcohol. De ser posible, en forma visible ante los visitantes.

Evitar el contacto de las copas con el pico de la botella.

Evitar el uso de cortagotas.

Al abrir una botella, no tocar directamente el pico de la botella con la mano. Utilizar cristales descartables.

La colocación de acompañamiento o aperitivo deberá ser envasada y servida de forma individual (Ej: paquete de grisines), o bien colocarse en platos individuales antes de la llegada de los visitantes. Atender las normas vigentes en cada región en relación a la manipulación de alimentos.

Evitar el uso compartido de spiters. En caso que ser reutilizables, lavarlos a una temperatura mayor a 80ºC, entre un uso y otro.

Recomendaciones para el uso de máquina dispensadora por copa:
Higienizar la máquina luego de cada grupo de visitantes (boquillas, botones, puertas, etc.) utilizando solución hidroalcohólica.

En caso de tener un botón manipulado por el visitante, colocar alcohol antes y después de su uso.

Procedimiento de limpieza en superficies y utensillos: L+D*
Antes y después de cada degustación, limpiar y desinfectar todas las superficies expuestas al contacto con el visitante: mesas, sillas, pisos, picaportes, etc.

Manejo de cristalería y vajilla: Extremar las medidas de higiene. Utilizar detergente doméstico para su lavado con agua a 80ºC, y luego desinfectar con solución hidroalcohólica.

Alternativas de fajinado:

Rociar alcohol diluido al 70% sobre la copa/vajilla, con papel.

Sumergir la copa/vajilla en un recipiente con agua a más de 80°C.

A tener en cuenta: el fajinado no reemplaza el lavado de la cristalería.

*L+D = Limpieza + Desinfección: Utilizar detergentes domésticos + alguna metodología de desinfección: Soluciones hidroalcohólicas, vapor, agua a más de 80ºC, etc.

Visita
Priorizar los espacios exteriores y abiertos la mayor cantidad de tiempo posible.

Evitar contacto con trabajadores de la bodega durante todo el recorrido.

Prevenir a visitantes de no manipular instrumental, tapas de piletas, griferias, tapones de barricas, etc.

Revisar y actualizar recorridos turísticos para garantizar la inocuidad del vino y la seguridad de las personas.

Revisar con los profesionales adecuados el tiempo de permanencia de los grupos en espacios cerrados, y sus indicaciones de ventilación y desinfección entre grupos.

Respetar en todo momento del recorrido el distanciamiento personal.

Prever el tiempo de limpieza y desinfección necesario entre visitas.

Evitar la utilización de elementos de uso compartido. Ejemplo: equipos de audioguías, cascos de realidad virtual, etc…

Tienda
Usar protecciones personales al momento de reposición de góndolas. Guantes, barbijo y máscara facial.

Evitar que el visitante tenga contacto con elementos que se exponen para la venta en la tienda.

Colocar en forma visible los precios de los productos para evitar su manipulación.

Incursionar en herramientas de señalética que permitan acceder a la información de contraetiqueta.

Confeccionar el armado de cajas a través de una sola persona, que sea quien la entregue al visitante, luego de su compra.

Evitar el uso compartido de materiales, como listas de precios, cartas, etc.

Cobranza
Desinfectar con soluciones hidroalcohólicas todos los elementos que estén en contacto con los visitantes.

Fomentar el pago con teléfono móvil o con tarjeta (“Contactless”).

Desinfectar las manos después del manejo de billetes o monedas y antes de empezar la siguiente transacción.

Limpiar equipos de cobranza entre un uso y otro (posnet, lapicera para firmar, etc.

Posibilitar el pago electrónico anticipado de la visita.

Promover una única instancia de pago al final del día/recorrido.

Garantizar la distancia mínima entre el cajero y el visitante.

Atender de a una persona a la vez para evitar aglomeraciones.

Despedida
Evitar el uso de libro de visitas.

No entregar material impreso. Solo informacion electronica.

Hacer encuesta de satisfacción o suscripción a post venta, de manera digital.

Reforzar la higiene de manos con soluciones hidroalcohólicas antes de retirarse.

Evitar el contacto en el saludo de despedida.

Agradecer e invitar a transmitir todo lo vivido en la experiencia y sus cuidados.

Uso de espacios
Priorizar el uso de lugares abiertos o con buena ventilación.

En casos de lugares cerrados, utilizar un rango de temperatura de 23 a 26 °C.

Establecer las capacidad de cada sala o espacio respetando las normativas o recomendaciones de distanciamiento social que se encuentren vigentes al momento de la apertura.

Disponer de cartelería informativa con las medidas de higiene recomendadas, en recepción, salas, restaurante, baños, etc.

Diponer de jabón y alcohol en todos los baños.

Realizar limpieza y desinfección de baños entre visitas.

Priorizar cestos de basura con apertura o pedales, evitando el uso de manos en su manipulación.

Colocar dispensers con alcohol en gel o alcohol al 70% en cada espacio a través del que se hará la visita: recepción, caja, sala de degustación y otras partes del recorrido.

Restaurante
Ofrecer el servicio mediante reservas para evitar las zonas de espera.

Ofrecer a visitantes soluciones hidroalcohólicas al ingreso del restaurante y principio del servicio.

Distancia entre las mesas: respetar al máximo las capacidades y distancias entre mesas previstas por el gobierno y autoridades competentes.

Evitar el uso de mantelería de tela, preferir la utilización de materiales descartables o individuales reutilizables.

Verificar que la vajilla, copas, vasos e implementos a colocar en la mesa se encuentren en correctas condiciones de limpieza.

Ofrecer bebidas cerradas e individuales.

Minimizar el tiempo de atención del mozo a la mesa.

Servir los platos en forma individual y con el cubre platos correspondiente.

Evitar el uso compartido entre mesas de elementos como condimenteros/alcuzas.

Utilizar los elementos de protección personal (EPP) por parte de todo el personal de servicio.

Al finalizar, limpiar y desinfectar picaportes de puertas, barandas, mesas, sillas, butacas, menúes, recipientes, alcuza, bandejas, máquinas de bebidas, etc.

Cocina
Aplicar las normas regulares de higiene y buenas prácticas de elaboración y manipulación de alimentos, mediante el uso de los elementos obligatorios de protección personal.

Sanitizar y desinfectar los productos y envases antes de guardarlos en las heladeras y cámaras de frío y depósitos.

Retirar los envoltorios originales cuando sea posible.

Mantener al personal externo de la cocina fuera de la misma.

Extremar las medidas de limpieza en todos los elementos, herramientas de trabajo, mesadas e instalaciones.

Designar una zona de despachos a mozos donde se garantice la distancia adecuada con el equipo de cocina y entre runners.

Designar un espacio adecuado para colocar la vajilla sucia para ser lavada.

Implementar una adecuada política de limpieza y desinfección de vajilla.

Designar un espacio para el retiro o guarda de los elementos limpios.

Utilizar guantes para la manipulación de elementos higienizados, por las personas exclusivamente asignadas a esta tarea.

El equipo
Brindar capacitaciones sobre medidas de cuidado y seguridad personal, en relación al contacto con el visitante y la manipulación de elementos.

Establecer procedimientos de ingreso al lugar de trabajo que podrá incluir: desinfección de calzado, uso de uniformes exclusivos en el lugar de trabajo, lavado de manos o colocación de alcohol en gel.

Brindar al personal todos los elementos de protección necesarios, de acuerdo a la legislación vigente.

Elaborar un procedimiento de actuación ante la identificación de síntomas en un visitante (ej: fiebre).

Identificar artículos de uso personal como tazas, vasos, cubiertos o recursos para las visitas como sombreros o micrófonos que no deberán compartirse.

 

Fuente: Jornada