Robaron piezas arqueológicas de más de dos mil años de antigüedad en un Museo de Malargüe

Un robo inesperado alteró y conmocionó a Malargüe, ya que el histórico Museo Regional Jorge Luna fue violentado por un grupo de delincuentes que se llevó piezas arqueológicas invaluables, de hasta 2.000 años de antigüedad.
Al respecto, Francisco Parada, coordinador patrimonial perteneciente a la Dirección de Cultura, dijo a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que “el museo está ubicado en la antigua estancia La Orteguina, una casona de finales del siglo XIX con habitaciones contiguas con puertas principales que dan a una galería en común. Pegado a esas salas de exposición hay oficinas de investigación de técnicas en arqueología y biología y también funcionan oficinas de la Dirección de Cultura”.
Agregó que “el martes en la mañana, cuando llega una de las técnicas, esto es a las 8, se encuentra con que han violentado las puertas, las ventanas, además junto al museo está el Mercado Artesanal. Rápidamente dimos aviso a la policía, Comisaría 24°. Yo llegué a los 15 minutos y desde ese momento comenzó una investigación que duró hasta las 13 con gente de Científica. Más allá de los daños materiales, donde rompieron 5 vidrios, 6 candados para sacar rejas, ingresaron en todas las salas, tanto en la Paleontología, la de Arqueología y la de Historia. En la que más daño hicieron fue en Arqueología, donde se robaron varias piezas y la verdad que no tienen un valor económico, sino patrimonial que nos duele muchísimo, esta pérdida es muy importante”.
En este aspecto, detalló que “estamos hablando de muchas punta de proyectiles (flechas), los conocidos ‘tembetá’, adornos que los aborígenes llevaban en sus labios. También cuatro o cinco collares de ornamentación que utilizaban los pueblos primitivos hechos de diferentes materiales. Se llevaron cuatro pipas hechas de piedra, una aguja hecha con hueso de choique, además un colgante tipo medallón, que es de la época de las sociedades hispano criollas, son varias cosas en este sentido. También una punta de lanza que creemos que es de la mitad del siglo XIX, probablemente en el contexto de las Campaña del Desierto y unas espuelas tipo chilena, que fueron una donación de un señor del campo muy conocido de acá. Por ello, decimos que son pérdidas importantes que nos genera una impotencia muy grande”.
Ya se inició una investigación para intentar dar con los responsables del golpe y ahora se colocarán cámaras de seguridad. En tanto, las autoridades comunales, de la mano de la Dirección de Patrimonio de la provincia, lanzaron una campaña de búsqueda, con la ayuda de los vecinos, para que puedan brindar datos certeros en caso de conocer el destino de los objetos sustraídos.