Rocío Quiroz contó cómo logró reconstruir su casa con la ayuda de Moria Casán: «Yo no lo podía creer»

En 2019 Rocío Quiroz estaba viviendo un gran año laboral en el Cantando, pero la vida le tenía predestinada una tragedia. Durante una fuerte tormenta en Chascomús la casa que estaba construyendo junto a su pareja quedó destrozada, arruinando el gran esfuerzo que venían haciendo.

Cuando estaba a punto de darse por vencida, Quiroz recibió una ayuda inesperada. Moria Casán se comunicó directamente con ella y le ofreció quedarse a dormir en su casa hasta que pudieran reconstruir su hogar. Pero, además, le consiguió un millón de pesos en material de construcción para la reconstrucción.

«Mi casa está en pleno arreglo, gracias a Moria y al abogado Andrés. Cuando estaba en el Cantando, hubo una tormenta muy grande en Chascomús y se vino casi todo abajo, toda la parte de arriba que estábamos haciendo la pieza de Alma, la nuestra y parte del comedor. Se nos vino todo abajo en la tormenta, perdimos muchas cosas y en ese momento hacía falta la familia y no estaban, estaban otras personas como Moria y otra gente que quizás no tiene nada que ver conmigo pero se comunicaron y me ayudaron muchísimo», contó la cantante ayer por la noche en Podemos Hablar.

Quiroz contó cuál fue el rol clave de Moria en la reconstrucción de su hogar: «Yo me la pasaba llorando, no quería ir más al Cantando y cuando hablé con mi papá él me dijo que tenía que seguir yendo, yo no daba más pero me convencí. Estaba viajando para ahí y Moria me mandó un re mensaje, yo no lo podía creer. Frenamos, leímos el mensaje y no lo podíamos creer. Ella me dijo que tenía un amigo que se llamaba Andrés, un abogado, que tenía una gran donación para hacernos y que además podíamos quedarnos a dormir en su casa. No sabía cómo responderle, no sabía que hacer. Llegamos al canal, la pude ver y agradecerle personalmente».

Moria, que también estaba presente en el programa, explicó por qué decidió ayudarla: «Cuando escuché lo que había pasado me mató, inmediatamente se me ocurrió decirle que se viniera a mi casa con el chofer. Estaba en un mal momento, quedarse sin casa te desmoraliza totalmente. Antes del protocolo o cualquier cosa le dije que viniese a mi casa, atrás de mi casa tengo otra que es la que usa mi familia y le dije que vinieran todos porque tenía muchísimo lugar. Ella me agradeció pero por suerte al otro día el abogado Andrés Sánchez Ibarra nos donó un millón de pesos en mercadería para la construcción, también llevarlo a Chascomús». 

 

Fuente: Pronto