Rodolfo Bianchi: “La estatización es perjudicial para los usuarios”

El diputado provincial Jorge Difonso, recordado por su lucha en defensa de la ley 7.722, presentó un proyecto para que los servicios de internet fija y telefonía móvil sean públicos, es decir, lograr una regulación estatal para evitar un mercado monopólico.
La iniciativa del sancarlino está basada en la multiplicidad de tareas que se desarrollan a través del mundo online, más en tiempo de aislamiento obligatorio. Pero como toda idea, tiene sus pros y contras, que en FM Vos (94.5) expresó Rodolfo Bianchi, vicepresidente de la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet.
«Lo primero que se pretendería es congelar el precio y como los insumos son todos en dólares, si el dólar sigue subiendo y no podés subir el precio de venta, no queda otra que bajar la cantidad de internet que compraste, por lo que se ofrecerá un producto de menor calidad; a largo plazo el usuario final será el más perjudicado», comenzó diciendo el ingeniero.
El especialista entiende que una estatización sería un grave error. «Los pequeños proveedores de internet no serán beneficiados con un posible subsidio del Estado, lo que podría llegar a pasar es que se estatice el servicio, lo cual es malo para el usuario, con este tipo de situaciones volvemos a la vieja Entel, donde estabas 20 años para que te colocaran un teléfono. En Mendoza, solo el 20 por ciento de la población tiene internet con las incumbentes (cómo Telefónica, por ejemplo) y el resto con pymes proveedoras del servicio; hay que entender que la estatización es perjudicial para los usuarios, hay ejemplos de países donde el Estado es el proveedor de internet, como China, Venezuela o Cuba», señaló.
Por otro lado, Bianchi explicó que el Gobierno colombiano encontró una solución para evitar el monopolio.
«Está el caso de Colombia, donde los postes son compartidos por diferentes proveedores de internet, acá en el país es raro ver un poste que no tenga un solo prestador, lo que facilita el monopolio. Es importante que todos pudiésemos dar internet por fibra óptica, porque es más barato que darla por aire, habría más competencia y el mercado se autorregula, lo que facilitaría la aparición de nuevos proveedores en zonas como el Cañón del Atuel o la Villa 25 de Mayo, donde nadie llega», dijo

Proyectos sin consultas
«Es una costumbre del Estado no realizar consultas con especialistas del tema, deberían invitarnos a estar en la mesa de discusión para que los ayudemos a entender cómo hacer más competitivo al sector y ofrecerle un buen servicio al usuario. Aún hay dificultades del acceso a internet en las escuelas, por ejemplo, y podría el Estado ser cliente, no prestador, para poder llevar el servicio a lugares alejados; largan proyectos sin conocimiento alguno y estaría muy bueno que nos invitaran para poder diseñar políticas que le permitan al usuario tener una internet de calidad y más barata», puntualizó el ingeniero.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorAlumnos de escuelas especiales compartieron un video por el 9 de Julio
Artículo siguienteLos pormenores de la cuarentena en El Cerrito