Rodolfo Suarez, el único disidente para el toque de queda nocturno

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, participó de la reunión virtual que mantuieron el resto de los mandatarios provinciales con el Alberto Fernández. El motivo por el cual el Presidente conversó con los gobernadores es para tratar el aumento de contagios que de los últimos 20 días. Les propuso un toque de queda sanitario, es decir limitar la movilidad noctura desde las 23 hasta las 6, entre otras medidas. Aunque algunos gobernadores vieron con buenos ojos esta propusta y en algunos distritos ya se están cumpliendo restricciones, Suarez le respondió a Fernández que no está de acuerdo en poner esa restricción en Mendoza.

Tras consensuar las nuevas medidas, el Presidente y los gobernadores coincidieron en que «es indispensable no parar la economía, no frustrar vacaciones ni la actividad en lugares turísticos».

En esa línea, Suarez planteó que la normativa no sea general, para que cada gobernador tome decisiones según sus realidades y sus situaciones sanitarias. Al presidente le pareció bien, así que es muy probable que sea así. Fue el único que planteó algo distinto por que el resto de los gobernadores lo que plantearon todos fue lo mismo, y «aplicar el toque de queda nocturno, algo que nosotros ya aplicamos hace bastante», destacó el mandatario mendocino.

Al respecto, el gobernador mendocino le dijo al Presidente que los contagios no se han disparado en la provincia y que la ocupación de camas críticas en terapia intensiva está alrededor de 35 por ciento. De todos modos, como insinuó el martes, Suarez sostuvo que en la medida de que los casos postivos de coronavirus se disparen está dispuesto a tomar medidas.

Otras de las propuestas del Presidente fueron volver a restringir el transporte público sólo para trabajadores esenciales, acotar los viajes al exterior y también se evaluó exigir test PCR a quienes arriben en vuelos a las provincias y acotar a diez el número de personas en reuniones.

En síntesis, el gobernador de Mendoza se mostró de acuerdo con el trabajo en conjunto pero pidió diferenciar las medidas entre provincias al tiempo que advirtió que en nuestra provincia la restricción podría ser menos severa, ya que su temporada turística está funcionando bien y no se registran aglomeraciones como en la Costa Atlántica.

Fuente: Mendoza Post