Rompiendo estereotipos: Carla Alessio es una de las primeras auxiliares mecánicas de San Rafael

Carla Alessio es una joven de 24 años que hace unos meses recibió el título de Técnico Auxiliar Mecánico en el Centro de Capacitación para el Trabajo N° 6-039 «Guillermo Catalán», donde realizó la carrera junto a su papá. En la actualidad se encuentra trabajando en mecánica de motos.
Si bien Carla no fue la primera mujer en recibir ese título, sí fue la primera en ocupar un lugar junto a la Bandera Nacional. Pese a que es un ambiente mayoritariamente ocupado por hombres, la joven expresó que no nota una diferencia, pues “se han ido rompiendo las estructuras a lo largo de estos años”. “Yo no siento una incomodidad, la verdad es que es hermosísimo animarse a esto, lo importante es que antes se creía masculino, pero no es tan así ahora”, dijo.
Explicó que creció “dentro de un taller”, pues su padre trabaja en las escuelas ENET y posee uno en su casa de rectificación de motos, como así también de restauración de bicicletas. Estudiaba en la escuela Ebyma pero reconoce que no le gustaba todo ese ámbito tan femenino. Después tomó la decisión de entrar a la escuela Guillermo Catalán (Centro de Capacitación para el Trabajo) para estudiar junto a su padre Mecánica del Automotor, aunque en la actualidad está enfocada en mecánica de motocicletas, prestando labores en Benelli Frascaroli Bikes, cuyo gerente, Anuar Sat, al ver la nota publicada en este diario apenas se recibió quiso incorporarla a la empresa. “Entré a estudiar ahí y fue un paradigma totalmente distinto incluso para mí porque entré con esos tabúes de decir ‘¡ay, no, esto es para hombres!’ o ‘me van a tratar medio-medio’; una entra con una predisposición medio extraña pero la cuestión es animarse”, recordó.
Cabe decir que al mismo tiempo Carla está estudiando la Licenciatura en Psicología y está a muy poco de recibirse, lo que demuestra que “cuando se quiere, se puede”. “A todas las chicas el mensaje que les doy es que se traten de animar, que rompan esas estructuras que tienen, que formamos nosotras mismas a veces; si una no sale a trabajar como mecánico, no importa, el saber no ocupa lugar”, aseguró.